BMW le puso nombre y fecha a su conducción autónoma

La marca alemana tendrá esta tecnología en 2021 y la llamará iNEXT. Se asoció con Intel y Mobileye que proveerán la 'inteligencia artificial' del auto

Por Redacción Motor

07:32 a.m. 06 de julio del 2016
BMW iNEXT, conducción autónoma

BMW iNEXT, conducción autónoma

Entre los planes futuros de BMW no podía faltar la conducción autónoma, una tecnología en la que cada fabricante pone su parte para una carrera en la que nadie quiere quedar rezagado. Y la del fabricante alemán ya tiene nombre y fecha.

BMW anunció que en 2021 ya tendrá en las vitrinas los primeros autos con conducción autónoma gracias a los alcances de un proyecto que la firma denominó iNEXT.

Para hacer realidad esta promesa, BMW se asoció con uno de los líderes en la fabricación mundial de circuitos, Intel, y con una empresa tecnológica que desarrolla las plataformas para las ayudas de conducción, Mobileye.

BMW iNEXT, conducción autónoma

BMW iNEXT, conducción autónoma

La idea de BMW es llegar dentro de 5 años con un auto que tenga una conducción autónoma nivel 5: esto significa que el conductor no requiera en ningún momento, ni bajo ninguna circunstancia poner las manos sobre el volante y ni siquiera necesite ir en el puesto de mando.

Incluso, BMW apunta a que sus futuros vehículos iNEXT puedan circular en las vías sin ocupantes.

BMW Vision Next 100

BMW Vision Next 100

Esto requerirá superar dos etapas actuales que aún no están presentes en los vehículos autónomos: que el conductor pueda estar en otro puesto diferente y que todas las funciones de manejo le sean relevadas.

Ahí es donde entran los socios tecnológicos de BMW. Intel se encargará de fabricar procesadores capaces de manejar la información constante que envían los sensores y cámaras, mientras que Mobileye, que colaboró con el desarrollo del Autopilot de Tesla, desarrollará un sistema capaz de crear una imagen precisa de lo que está pasando alrededor del vehículo.

BMW Vision Next 100

BMW Vision Next 100

Pero este quinto nivel requiere más. Para poder sustituir al conductor se requiere que estos sistemas actúen en perfecta sincronía para que puedan realizar con precisión cálculos complejos  y además, el sistema tenga 'inteligencia artificial' suficiente para que realice un aprendizaje automático de las diferentes variables, casi infinitas, de lo que puede suceder en el tráfico.

Se espera que este nivel de perfección pueda interactuar con el que se plantea como el mayor desafío de este tipo de tecnología: la interacción con vehículos y conductores tradicionales que siempre pueden despistarse y despistar a los más avanzados logros tecnológicos. O si no, que lo diga Tesla.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.