Boeing B-52 H, el estratégico americano: colección EL TIEMPO - Motor

Es miembro especial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y está equipado con sistema de visión electro-óptica de rayos infrarrojos y TV de alta definición. Séptimo modelo 'Superaviones de combate'

Redacción Motor

05:00 a.m. 30 de octubre del 2009

El Boeing B-52 H Stratofortress hace parte del grupo de bombarderos estratégicos, aviones militares de gran tamaño, cuyas funciones básicas consisten en lanzar grandes cantidades de bombas y munición de largo alcance con el propósito de debilitar la capacidad del enemigo para mantener la guerra.

Boeing comenzó a construirlo en 1946, basándose en la idea de obtener un avión con capacidades disuasivas de la Guerra Fría. Esto se cumplió gracias a que el bombardero fue construido con la capacidad de carga de hasta 32 toneladas de armamento.

Incluso, está habilitado para transportar armas nucleares guiadas de precisión, y sirve como plataforma de misiles. Hasta ahora, sin embargo, sólo ha lanzado municiones convencionales.

Realizó su primer vuelo y en 1952 entró al servicio de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1955 después de pasar por numerosas modificaciones en su diseño. El 'dibujo' inicial del B-52 tenía alas rectas propulsadas por seis motores turbohélice, pero finalmente quedó con alas en forma de flecha con ocho motores turborreactores.

La historia
El Stratofortress pasó del modelo B al H (1962), el último y más moderno de los que fueron entregados a las Fuerza Aérea. El H participó en los años 90, durante las operaciones 'Tormenta del Desierto' y 'Fuerza Aliada', en la segunda guerra del Golfo.

También voló durante la operación 'Libertad Iraquí', en misiones CAS (Close Air Support) y de bombardeo, y en la campaña de Afganistán, en donde utilizó armamento guiado de precisión.

Actualmente solo está el modelo H en funcionamiento, aunque hasta el 2004, la NASA tenía en servicio un B-52B, de los primeros hechos en 1955, que servía como vector de drones (aviones sin piloto) en el Dryden Flight Research Center.

En el 2005, el Boeing B-52 H Stratofortress fue el segundo avión en servicio activo en cumplir 50 años. Los estudios para la prolongación de su vida útil planean mantenerlo en el aire hasta el 2045.

EL EQUIPO DE COMBATE
Este 'miembro especial' de la Fuera Aérea de los Estados Unidos está equipado con un sistema de visión electro-óptica, que utiliza rayos infrarrojos y sensores de televisión de alta definición y baja radiación para localizar blancos y tener una navegación más segura.

Desde 1989 incorpora adaptadores para llevar bombas de 900 kilos, pero con los proyectos de mejora, será capaz de cargar y utilizar todas las armas que existen en el inventario de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y permanecerá como protagonista irremplazable e inmortal del mando estratégico de ese ejército.

Cabe destacar que, durante la Guerra del Golfo Pérsico, realizó la misión aérea más larga de la historia (35 horas), cuando despegó de la base aérea de Barksdale, lanzó bombas convencionales y misiles de crucero y volvió. Todo gracias a al 'repostaje', a su largo radio de acción de 14.400 kilómetros y a su flexibilidad.


ADQUIÉRALO ESTE MARTES
Espere este martes 3 de noviembre, con la colección de EL TIEMPO y revista Motor, el Boeing B-52 H Stratofortress, séptimo modelo de la colección de los 'Superaviones de combate'.

Adquiéralo con solo recortar el cupón que aparece en EL TIEMPO, más 10.900 pesos, en centros de ventas EL TIEMPO, expendios, o con su voceador de confianza.

Los suscriptores de EL TIEMPO podrán asegurar el paquete completo por 129.000 pesos (envío gratis) llamando en Bogotá al 3 43 01 02, en la línea nacional 01 8000 112 049 ó en la página www.eltiempo.com/superavionesdecombate.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.