A bordo de 'Bumblebee', el Chevrolet Camaro

El Chevrolet Camaro se comercializa en Colombia con motor 3,6 litros V6 de 312 caballos (RS) y V8 de 6,2 litros y 400 caballos de potencia (SS).

Redacción Motor

08:56 p.m. 29 de abril del 2011

No en vano Chevrolet Camaro fue 'el elegido', junto a Megan Fox, para protagonizar la cinta Transformers en su segunda versión.  Sólo un auto con esa pinta y ese motor es capaz de hacer voltear la mirada de la que hoy es considerada una de las más bellas de Hollywood y despertar la envidia de quienes sueñan con abordarlos a cualquiera de los dos.

Al menos fue lo que vivimos durante el fin de semana que estuvimos al mando de un SS V8 de 400 caballos de potencia, con el cual fue literalmente imposible pasar desapercibidos: durante tres días y gracias a este 'Bumblebee' color negro, pasamos de simples conductores a pilotos de un superbólido con pedigree.

En la calle impacta por el ronquido típico de los motores V8 y en el parqueadero por sus líneas que emulan el Camaro de los años 60, pero con una pinta moderna que delata el esfuerzo de sus diseñadores por hacerlo no solo veloz, sino muy atractivo y acorde con las líneas propias de la marca.

Colmotores lo comercializa en Colombia, en las versiones RS con motor 3,6 litros V6 de 312 caballos de potencia a 6.500 rpm (115'820 mil pesos, aproximadamente) y SS de 6,2 litros V8 de 400 caballos de potencia a 5.900 rpm (135'415 mil pesos, aproximadamente).

Comodidad adelante
La versión 2011 del Chevrolet Camaro está hecha para quienes le han seguido 'la pista' y quizá por ello no se esfuerza por ser cómodo por dentro: los de adelante pueden viajar a sus anchas, pero los de atrás tienen que esforzarse para ajustar sus cuerpos en la banca con asientos tipo 'cubo' y estirar el cuello al máximo para disfrutar el paisaje desde el panorámico, pues las diminutas ventanas posteriores no permiten ver ni por las curvas.

Para los puristas
Tiene instalado de todo para el piloto, incluidos cuatro marcadores análogos, en la consola central: dos para leer la presión y la temperatura del aceite, uno que mide el voltaje de la batería y otro que indica la temperatura del motor.

Los cuatro lo hacen ver más deportivo y 'retro', aunque su lectura no es muy cómoda desde el puesto del conductor, por lo que resulta más fácil acudir al computador central cuando se quiere salir de dudas.

Buen equipo de sonido
Mención especial merece el centro de entretenimiento: radio CD MP3 con caja de seis discos y nueve parlantes Boston Acoustics; display de gráficos y puerto USB. Se puede manejar desde el timón y les permite a los ocupantes un disfrute completo, incluso a los que no se conforman con, simplemente, 'parar oreja'.

Algunos adicionales
Airbag frontales y laterales.
Frenos ABS + EBD.
Control de tracción.
Llantas 245/40R20 adelante y 275/40R20 atrás.
Caja automática de seis velocidades con control en el timón para conducción 'secuencial' (MYB).
Techo corredizo de serie para la versión SS.
Capacidad del baúl: 320 litros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.