El bus más largo del mundo es similar a un Transmilenio, mide 30 metros de largo y es híbrido

Fue desarrollado por el Instituto Fraunhofer, especialista en sistema de movilidad. Mide 2.55 m de ancho, 3.4 de alto y tiene capacidad de 256 pasajeros. Ofrece sistema de propulsión híbrido.

Redacción Motor

08:09 p.m. 05 de septiembre del 2012

Se denomina AutoTram Extra Grand (ATEG) y es considerado el autobus más largo del mundo gracias a los 30 metros de largo que ofrece desde la cabina del conductor hasta la parte trasera donde alberga uno de sus motores. Parte del reconocimiento mundial que recibe este aparato es que en sus 2.5 metros de ancho y 3.4 de alto, tiene la capacidad de transportar hasta 256 pasajeros en un solo viaje.

Este proyecto, desarrollado por los ingenieros del Instituto Fraunhofer, que se especializa en proponer nuevos sistemas de movilidad e infraestructuras del transporte para las grandes urbes, fue presentado en la ciudad de Dresde, capital del estado federado de Sajonia, en Alemania, ya que será la primera ciudad en contar con un sistema de estas características.

Según las directivas de la firma, el ATEG representa una alternativa más asequible al resto de los sistemas urbanos actuales como el tren ligero, al ser más barato y fácil de maniobrar, además de acomodar a un mayor número de pasajeros.

En otras palabras, el AutoTram Extra Grand logra combinar la capacidad de pasajeros igual a la de un tren pequeño y la maniobrabilidad a la de un autobús impulsado por un sistema tecnológico híbrido que combina un motor a gasolina y otro eléctrico con baterías recargables.

Tecnológicamente, este 'megabus' incorpora un sistema que por medio de un computador le facilita las maniobras al conductor, garantizando de esa manera que la parte posterior del vehículo siga con precisión los movimientos de la parte media y delantera al realizar giros con diámetros de hasta 1.25 metros.

Actualmente, otras ciudades que también están interesadas en implantar estos vehículos como parte de sus sistemas de movilidad son Beijing y Shanghai, que ya ordenaron modelos iguales los cuales costaron alrededor de 10 millones de dólares cada uno.

DATO:

Al poner este autobús a funcionar únicamente con el motor eléctrico alcanza una autonomía de ocho o 10 kilómetros contando con recuperadores de energía que recargan las baterías cuando se produce una frenada o se emplea el motor a gasolina.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.