Buscan decretar día de clásicos y antiguos: proyecto de acuerdo pretende exaltar su valor histórico

Las secretarías de Movilidad y de Cultura, Recreación y Deporte serían las responsables de la celebración y establecerían cómo y en dónde se les rendiría el homenaje.

Redacción Motor

05:00 a.m. 05 de marzo del 2010

"Los vehículos clásicos y antiguos se catalogan así porque son una muestra de la historia de la ciudad, de su papel en el desarrollo nacional y de la importancia de mantener en un nivel adecuado todos los elementos que componen la movilidad de la ciudad".

Esta frase forma parte de la justificación del proyecto de acuerdo presentado por el concejal de Bogotá, Antonio Sanguino Páez, y encaminado a exaltar, a través del Día del Vehículo Clásico y Antiguo de Bogotá, los vehículos que participaron en el desarrollo de la ciudad y del país.

Pero no cualquier vehículo. De firmarse el acuerdo tal y como está, solo accederían a este honor aquellos viejitos bien tenidos cuya denominación de 'clásico' o de 'antiguo' esté certificada por la Secretaría de Movilidad y avalada por los clubes y asociaciones de este tipo de autos con sede Bogotá o en cualquier otra ciudad colombiana.

"La importancia de mantener en un estado adecuado el parque automotor, tanto de uso particular como público, tiene como ejemplo el sector del vehículo clásico y el antiguo, que tiene entre sus características mantener un alto y eficiente estado mecánico y físico (de sus ejemplares)", dice al respecto el concejal Sanguino en su exposición de motivos.

Mundialmente existe una fecha para exaltar a estos venerables: el 16 de abril. Sin embargo, como lo explica el cabildante, sería una fecha de difícil celebración en Bogotá porque no concuerda con un festivo, lo cual afectaría la movilidad de la ciudad. Propone mejor el 8 de diciembre, día en el que los amantes de 'lo de antes' acostumbran sacar a pasear en masa a sus consentidos.
 
Cabe resaltar que, de acordar esta o cualquier otra fecha, el proyecto de acuerdo prevé una celebración por todo lo alto, con eventos culturales y desfile de los más de 300 'clasicazos' que ruedan por las calles y avenidas de Bogotá, y que serían organizados por las secretarías de Movilidad y de Cultura, Recreación y Deporte, respectivamente.  

Es importante decir también que los vehículos de carreras o aquellos personalizados o tipo 'tuning' no serían huéspedes de honor durante la celebración. En cuanto a los primeros, porque Bogotá no cuenta con un escenario deportivo como el de Tocancipá para festejarlos como se merecen, en cuanto a los segundos, porque la idea de la medida no es exaltar la potencia o la calidad del sonido de los ejemplares, por más 'viejos' que sean.

En últimas y como lo resalta el concejal Sanguino Páez, "este proyecto de acuerdo tiene como objeto reconocer la importancia del vehículo  en la historia y cultura de la ciudad de Bogotá, a través de la celebración del vehículo clásico y antiguo".

NO POR VIEJO ES ANTIGUO O CLÁSICO
Para clasificar los carros entre antiguos y clásicos, el Ministerio de Transporte, con la ayuda de la Federación de Antiguos y Clásicos de Colombia, diseñó una ficha técnica a la que tienen que acogerse todos los clubes avalados por él para certificarlos.

Cada ítem del cuestionario de evaluación tiene un valor diferente y si, al sumarlos, el auto obtiene 75 puntos sobre 100, se autoriza la placa de 'Antiguo'.

Aspectos como el motor, la electricidad, la transmisión, el chasis, las ruedas, la latonería, la ebanistería, la pintura, el cromado, el interior y la tapicería son mirados con lupa por los expertos. Si el vehículo no logra el puntaje mínimo, se le dan al dueño una serie de recomendaciones para que corrija las fallas y vuelva a presentarlo.

El carro antiguo debe ser un 75 por ciento original y tener 35 años o más de edad. El carro clásico es reconocido como tal porque tiene más de 50 años de antigüedad, es adelantado para su época y tiene mejoras sustanciales. Es un carro especial.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.