BYD sumará un proyecto híbrido a su intención de apostarle a la movilidad eléctrica

A su intención de reemplazar los motores convencionales por eléctricos en el mediano plazo, ahora la marca china sumará una configuración híbrida que funcionaría con una batería de 48 voltios.

Redacción Motor

05:51 a.m. 29 de abril del 2013

Hace un par de semanas, el  fabricante chino BYD anunciaba que su estrategia en el mediano plazo era reemplazar los motores de combustión interna por eléctricos en toda su gama de vehículos. Ahora, a este anuncio, se suma otro en el que dice que desarrollará un vehículo híbrido con un motor eléctrico que utilizaría un sistema de 48 voltios para alimentar de energía a este propulsor y a los demás componentes auxiliares.

Esto significa que abandonaría el sistema tradicional de 12 voltios, (incluida la batería), con el fin de mejorar la eficiencia del conjunto al eliminar las instalaciones que realizan la duplicidad de la corriente a través de convertidores de tensión.

De esta forma, con el acumulador de 48 voltios se alimentará un motor eléctrico secundario, que se encargará de reemplazar a otro de combustión en operaciones como arranque y detenciones, regeneración de energía durante el frenado y para adicionar una cuota extra en ciertas situaciones de exigencia.

Entre los beneficios de este nuevo sistema será una mayor vida para el conjunto de baterías, que se estima sean de ión Litio, que igualarían a la utilización del vehículo, así como obtener una mayor economía de combustible hasta de 1.5 litros por cada 100 km de recorrido.

Este proyecto está rotulado al interior de BYD como 'Green Hybrid' y hace parte de otros desarrollos tecnológicos como por ejemplo, un nuevo sistema de climatización que será capaz de filtrar en las áreas urbanas algunas de las partículas más contaminantes y mantener al interior del habitáculo una mayor calidad de aire que en el exterior. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.