Caja automática para el Mazda 3 1.6 que ahora viene un diseño más moderno y deportivo

Ahora la versión 1600 viene con transmisión automática secuencial, un pequeño maquillaje en su carrocería y un nuevo diseño interior mucho más deportivo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Desde su aparición, la familia 3 de Mazda ha representado un hit en las ventas de esta marca en nuestro país ya que compite con muchos brío y buen equipo en el segmento de comprendido entre los 50 y los 60 millones de pesos. Sin embargo, faltaba la comodidad de la caja automática para la motorización 1.6.

Ahora, con este nuevo carro se satisfacen los deseos de quienes prefieren la ausencia del pedal izquierdo pero con un valor agregado: la caja es secuencial con la cual el conductor tiene dos opciones de manejo y aunque no tiene la velocidad y desempeño del mecánico es impresionante ver como se recupera bien en las aceleraciones que exige el tránsito en la ciudad.

Este nuevo Mazda 3 encabeza un ¿face lift¿ o pequeño maquillaje que le realiza la marca a toda la familia y que se evidencia en el diseño nuevo de la parrilla delantera, los parachoques y los faldones laterales que le dan un aire más agresivo y dinámico, junto con los rines de aleación, exploradoras, las unidades de luces traseras y las carátulas del tablero de instrumentos en color blanco y con tonalidad azul en la noche.

La parte mecánica la dejaron idéntica al modelo ya conocido. Motor de 4 cilindros en línea que ofrece 103 caballos de potencia a 6.000 revoluciones, sistema de ejes de levas variables, con un buen torque de 14.7 kg.m a 4.000 rpm.  Viene con frenos de discos adelante y campanas con ABS y calza ruedas 205/55.

El Mazda 3 tiene todos los accesorios de lujo y comodidad, como aire acondicionado, dos airbags delanteros, vidrios y seguros eléctricos, inmovilizador, exploradoras, computador de a bordo, equipo de sonido con CD y asiento del conductor graduable en altura dentro de los fundamentales. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.