Cambio extremo a la Ford Explorer

Las líneas sobrias y cuadradas le dieron paso a un perfil mucho más aerodinámico y la convirtieron en una SUV lujosa, pero con gran vocación familiar.

Redacción Motor

04:50 p.m. 29 de julio del 2011

La quinta generación de la Ford Explorer llegó al país con su nueva pinta -más aterrizada a las nuevas tendencias de diseño de la marca norteamericana- y un interior mucho más amplio, incluida una tercera fila de asientos que se arma y pliega automáticamente.

Ese es su cambio más notable: las líneas sobrias y cuadradas, antes pensadas para el ejecutivo de éxito, le dieron paso a un perfil mucho más aerodinámico y la convirtieron en una SUV de lujo pero con indudable vocación familiar.

Quizás por ello sus diseñadores decidieron incluirle 'descrestes' de seguridad y confort de última generación como el accionamiento automático de la puerta trasera (se abre y cierra a control remoto), la apertura de las puertas e ignición del motor sin la intervención directa de la llave (basta tenerla en el bolsillo para que el vehículo actúe cuando se toca el botón de encendido) y el asistente de parqueo activo que ubica el espacio y ejecuta los giros necesarios sin que el conductor se vea obligado a maniobrar el timón.

La máquina también prende de forma remota con un 'doble clic' en el control, esto con el fin de, por ejemplo, calentar el habitáculo en una mañana fría mientras la familia termina de alistarse para arrancar.

Eso sí, no abre la puerta sin la cercanía de la llave y, de hacerlo, no avanza para evitar que algún intruso se cuele y trate de llevársela. Para ponerla en marcha es necesario presionar el botón de encendido (no importa que la SUV ya esté prendida), pues solo así entra en acción su eficiente motor V6 de 3,5 litros y 290 caballos de potencia amarrado a la transmisión automática secuencial de seis velocidades, el cual promete un consumo 20 por ciento menor al de su antecesora.

La Ford Explorer 2011 viene con tracción inteligente 4WD y un sistema selector de terreno para enfrentar cuatro tipos de superficie con tan solo mover una perilla ubicada en la consola central. Control de descenso en pendientes, doble árbol de levas con accionamiento variable Ti-VCT y dirección eléctrica que se adapta a la velocidad del vehículo son algunas de las novedades de la nueva Explorer que Ford comercializa en 117 millones de pesos.

Dispositivos de seguridad
Control crucero.
Alerta de colisión cuando un vehículo se detiene bruscamente adelante.
Cámara de reverso.
Alerta visual de puntos ciegos en los espejos.
Sensores de lluvia y luces.
Airbag en todo el habitáculo.
Asistente de parqueo activo.
Doble techo panorámico con sunroof.
Asientos delanteros climatizados.

Lo último en tecnología
La Ford Explorer 2011 incluye el sistema MyFord Touch, una interfase compuesta por dos pantallas LCD configurables en el cuadro de instrumentos, dos controles de cinco vías en el timón, pantalla LCD de ocho pulgadas sensible al tacto y un centro multimedia Sony con 12 parlantes y dos puertos USB.
Tiene lector de tarjeta SD y entradas de video RCA, y el sistema de comunicaciones y entretenimiento Sync de Ford, activado por comandos de voz para realizar llamadas, cambiar de emisoras o modificar la temperatura de la cabina, entre otros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.