El camión-nevera de MAN, el más reciente ejemplar de los 'Grandes Camiones'

Estos vehículos tienen como misión no dejar romper la cadena de frío, vital para la preservación de gran parte de los alimentos perecederos.

Redacción Motor

04:05 p.m. 19 de abril del 2013

El transporte de alimentos es uno de los más importantes y vitales para garantizar al consumidor la mejor calidad y frescura. En el caso concreto del traslado de productos de mar, la cadena en frió es crucial.

Para garantizar ese proceso, son vitales los camiones refrigerados. Estos vehículos viajan desde las costas marítimas al interior del país con su carga debidamente congelada para mantener frescos los alimentos.

Los furgones empleados para tal fin requieren de un buen aislamiento exterior. Para ello, las paredes in­ternas son recubiertas con materiales que puedan mantener la temperatura, sin sufrir las influencias del ambiente externo, por más elevada que sea esta.

La temperatura es provista y mante­nida por un equipo de refrigeración especial que puede funcionar con la misma electricidad del vehículo de transporte. Pero cuando las dimensio­nes del lugar de carga son más grandes, el aparato refrigerador puede abastecerse de forma independiente mediante otra fuente de energía.

Otro sistema, aunque algo más pri­mitivo y prácticamente en desuso, es la refrigeración por agua, la cual funciona gracias a un conjunto de cañerías que recorren todo el esqueleto del habitáculo de carga.

Reclame su camión hoy
Para obtener el camión refrigerado de MAN, recorte el cupón que circula hoy en este diario, más 13.900 pesos, y reclámeloen librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.