Las camionetas 'pick up' pagan mayor IVA a partir de la Reforma Tributaria

Los utilitarios no deberían sentir el 'coletazo' de la Ley 1607 que castigó los precios de estos vehículos con la unificación del IVA. Ahora, estos vehículos pagan un impuesto del 24 por ciento.

Redacción Motor

07:34 p.m. 01 de febrero del 2013

Hasta la promulgación de la reforma tributaria, las camionetas dedicadas al trabajo tenían la mayor ventaja frente al impuesto de valor agregado (IVA), pues tan solo pagaban el 20 por ciento, mientras que los demás vehículos debían cancelar entre el 25 y el 35 por ciento, de acuerdo con su uso y status. 

 

Paralelamente, Bogotá les perdonó la restricción del pico y placa y, a diferencia de los demás vehículos con placa particular, éstas podían circular libremente, siempre y cuando se utilizaran "exclusivamente para trabajo", una medida bastante confusa y difícil de controlar que provocó una estampida de clientes hacia ese segmento. 

 

Hoy, sin embargo, las pick up de cabina doble con placa particular deben permanecer estacionadas durante los horarios de restricción (las sencillas no) y la ventaja tributaria que las hacía tan apetecidas se convirtió en desventaja a la hora de la compra. ¿Por qué?

 

A partir del primero de enero, el IVA diferencial rueda unificado (16 por ciento), aunque sumado a otro tributo del 8 por ciento, llamado impuesto al consumo, que el Gobierno añadió para compensar esta 'pela' que tuvo que darse para cumplir con las exigencias de los pactos internacionales.

 

Lo anterior se tradujo en un alza significativa para las pick up y los camperos, pues del 20 por ciento de IVA que ostentaban en la factura hasta diciembre pasado se pasó al 24 por ciento, es decir, cuatro puntos por encima de lo acostumbrado (16 de IVA + 8 de Consumo).

 

Distinto trato recibieron los automóviles de menos de 30 mil dólares FOB que pagaban hasta el 31 de diciembre del 2012 el 25 por ciento de IVA y hoy cancelan un punto menos: 24 por ciento (16+8).

 

También, para los de lujo, incluidos los utilitarios de más de 30 mil dólares FOB, los cuales debían responder por el 35 por ciento de IVA y hoy incluyen en la factura el 34 por ciento total porque tributan el 16 por ciento de impuesto al consumo (ocho puntos más), además del IVA (16+16).

 

Todo esto significa que el segmento de las pick up es el que cargará en adelante con el peso de la reforma tributaria, al igual que los camperos 'pura sangre', es decir, los 4x4 que son armados sobre chasís o bastidor independiente, que tenían el mismo régimen.

 

El resto de 4x4 deberían ser considerados SUV o 'utilitarios', pues se trata de autos que, aunque tienen tracción en las cuatro ruedas, deberían cancelar IVA y consumo de acuerdo con el FOB.

 

Así se movieron en el 2012
Según datos de Econometría, este segmento tuvo una variación negativa de -10,5 por ciento en el 2012 respecto al 2011 y salvo por los modelos Toyota Hilux (+20,5 por ciento), Volkswagen Amarok (+4,3 por ciento), Great Wall Wingle (+5,8) y Ford F-150 (+161,7 por ciento), las demás camionetas del 'top 10' colocaron menos unidades 2012/2011.

 

¿Qué tanto se han afectado?
Les preguntamos a varias marcas cuáles modelos se afectaron con el nuevo esquema de IVA e impuesto al consumo. Al cierre de esta edición nos llegaron estas respuetas.


Grupo VAS: "El incremento fue del 8 por ciento en las pick up Amarok y Saveiro. En Audi, se afectaron los modelos Q3, Q5 y Q7".


Ford: "En el segmento de las pick up, el incremento fue del 7 por ciento, en los modelos Ranger, F-150 y Raptor, mientras que en el segmento de los SUV 4x4, el incremento fue cercano al 4 por ciento y recayó sobre las referencias Escape, Edge, Explorer y Expedition".


Nissan: "El incremento fue del 8 por ciento en pick up (impuesto al consumo), y afectó principalmente los modelos Navara y Frontier (...). Y para los modelos del segmento SUV con tracción 4x4, el que más se ha visto afectado por sus resultados en ventas es la X-trail 4x4, con una caída del 95 por ciento en reservas y pedidos en las vitrinas".


Toyota: "Tuvo un efecto en toda la línea de pick up Hilux y Land Cruiser 79 con un incremento aproximado del 7 por ciento. De igual manera, del 3,5 por ciento en las versiones SUV de Prado, Land Cruiser 200, Land Cruiser 71 y Land Cruiser 76, además de FJ Cruiser, 4Runner y versiones 4x4 de Fortuner y Rav4".
 

INFOGRAFIAS:

 

'Pick up' más vendidas (comparativo de precios)

Modelo

 'Motor' 569

(28-11-2012)

 'Motor' 572

(6-2-2013)

Variación (%)

Nissan D (Frontier chasís NP300 2.4 gasolina 4x2)

34'900.000

37'300.000

6,9

Toyota Hilux (chasís 4x2 gasolina DX)

47'850.000

51'150.000

6,9

Chevrolet Luv (D-Max diésel 2.5 4x2 CS chasís)

48'290.000

48'290.000

0,0

Mazda BT-50 (2.2 chasís 4x2)

40'500.000

41'900.000

3,5

Volkswagen Amarok (doble cabina, platón 4x2)

65'000.000

65'000.000

0,0

Ford Ranger (XLT)

72'990.000

79'900.000

9,5

Nissan Navara (pick up 4x4)

76'000.000

80'900.000

6,4

Great Wall Wingle (Wingle 5 DC 4x2)

37'990.000

37'990.000

0,0

Mahindra (pick up doble cabina 4x4 full)

55'990.000

59'990.000

7,1

Fiat Strada (Working A.A.)

29'990.000

31'990.000

6,7

Fuente: Revista 'Motor'

 

 

Utilitarios más vendidos (comparativo de precios)

Modelo

 'Motor' 569

(28-11-2012)

 'Motor' 572

(6-2-2013)

Variación (%)

Renault Duster (Expression 4x2 BVM)

42'490.000

42'490.000

0,0

Chevrolet Captiva (Sport 2.4 LS)

62'990.000

62'990.000

0,0

Hyundai Tucson (iX35 2.0 diésel 4x2)

63'990.000

64'890.000

1,4

Toyota RAV 4 (5p Imperial automática full)

101'900.000

105'300.000

3,3

KIA Sportage Revolution (2.0 4x2 A.A.)

64'880.000

64'880.000

0,0

Dodge Journey (SE 2.4 Express cinco puertas)

61'500.000

60'990.000

-0,8

Ford Escape (SE 4x2)

67'250.000

67'250.000

0,0

Honda CRV (City FWD)

69'900.000

69'900.000

0,0

Volvo XC60 (T5 Premium)

123'000.000

123'000.000

0,0

BMW X3 (xDrive 20d e stándar)

127'900.000

127'900.000

0,0

Fuente: Revista 'Motor'

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.