El carro es la 'gallina de los huevos de oro' del Gobierno colombiano

Desde hace muchos años hizo carrera la famosa frase en el país de que "el que tiene carro, tiene plata". Con ese argumento, a sus propietarios se les castiga con impuestos o medidas restrictivas.

Redacción Motor

07:16 p.m. 07 de octubre del 2011

En esas circunstancias el automóvil se convirtió en una especie de mina, o en 'la gallina de los huevos de oro'. Por ejemplo, los autos pequeños y medianos importados pagan un 35 por ciento de arancel y 25 por ciento de de IVA, para un total del 37 por ciento del precio de venta la público. Esto significa que si un auto cuesta 25 millones de pesos, de entrada usted está dejándole a las arcas del Gobierno  9 millones 250 mil pesos.
 
En los nacionales la cosa es así, 0 arancel en CKD y 16 por ciento de IVA para  utilitarios, 20 por ciento para camperos, 25 por ciento para autos y 35 por ciento para importados de mas de 30 mil dólares.
 
A esto hay sumar costos de retención en la fuente, matrícula, seguro obligatorio de accidentes de tránsito, revisión técnico mecánica cada año si tiene más de seis años de uso.
 
Eso al momento de la compra. Cada año hay que pagar el llamado impuesto de de vehículos, que curiosamente castiga a los vehículos nuevos y de tecnología más avanzada. En algunas ciudades como Bogotá se cobra semaforización.
 
Otro dato 'curioso' es que en Bogotá el carro, por cuenta de la restricción del pico y placa,  no se usa durante más de 90 días al año, es decir tres meses, pero el impuesto se cobra pleno.
 
Vale la pena recordar que en un informe realizado por la firma Econcept publicado por esta sección en septiembre de 2009, el director de ese entonces y hoy Ministro de Hacienda, Juan Carlos decía que el 53 por ciento de los afectados por la ampliación del pico y placa pertenecía a los estratos 1, 2 y 3 y que "el impacto para un hogar en Bogotá de perder el acceso a su vehículo durante dos días a la semana tiene un costo monetario equivalente a un 14 por ciento de su ingreso", por lo que el Distrito debía devolverle 100 mil pesos por el efecto del no uso de su carro.
 
De otra parte, los automovilistas colombianos pagan los peajes más caros de la región. En Latinoamérica hay promedios de 10 a 15 pesos por kilómetro. Pero en rutas como Bogotá - Girardot un automóvil paga en promedio 230 pesos por kilómetro,  entre Bogotá y Villavicencio, 300 pesos por kilómetro o Bogotá - Cartagena, 80 pesos por kilómetro recorrido. En Colombia en promedio cada 35 kilómetros hay un peaje y a nivel de Latinoamérica los peajes están entre 100 y 120 kilómetros por mejores y más seguras carreteras.
 
Por último, los impuestos a la gasolina, una de las más caras de Latinoamérica, se acercan al 35 por ciento por galón, entre el gravamen del IVA, el impuesto  global, y la sobretasa. Es decir, de los 8.534 pesos de un galón de gasolina corriente, cerca del 35 por ciento son impuestos, lo que significa que buena parte se va para el Gobierno Nacional, exceptuando la sobretasa, que va para las regiones".

Aunque se tiene claro que buena parte del 35 por ciento correspondiente a impuestos corresponde a IVA por ser un artículo comercial, llama la atención que el 50 por ciento del recaudo por sobretasa a la gasolina en Bogotá se dedica a la malla vial, pero no a la de la ciudad, sino exclusivamente a la de TransMilenio.

A toda esta metida de mano al bolsillo, hay que sumar toda la plata que se mueve alrededor del carro particular en cuanto a generación de empleo y venta de autopartes y repuestos. Del carro viven desde el que lo lava hasta el que 'despincha' una llanta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.