Carros eléctricos son viables en Colombia

El director de vehículos eléctricos de Endesa S.A., Jorge Sánchez, habló con EL TIEMPO respecto de los avances en materia de autos eléctricos; dice que el país está listo para importarlos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 03 de diciembre del 2010

MAURICIO ROMERO
Editor Portafolio.com.co

Si Colombia hubiera adoptado el Reva, un carro eléctrico que llegó en demostración al país hace unos años, su tecnología se habría ganado una reputación desfavorable, pues el vehículo en mención era como un carrito de golf con carrocería, tenía una dirección que requería de brazos fuertes para estacionar, e incorporaba avances tecnológicos muy limitados.

Hoy, el asunto es a otro precio, y los autos eléctricos son una realidad tangible; son autos que exhiben todos los avances de aquellos con motor de combustión interna (diesel o de gasolina) y se dan el lujo de cubrir nichos específicos del mercado, como los compactos, los sedanes, los deportivos y los de carga y transporte.

Jorge Sánchez, gurú de los carros eléctricos de la firma española productora de energía Endesa S.A., concuerda con que el mundo ya está listo para recibir estos vehículos, y Colombia no es la excepción.

Comenta el experto que las distancias que los eléctricos modernos pueden recorrer con una sola carga hacen casi redundantes los enchufes en estacionamientos, en la calle o en los supermercados: "Un auto de estos puede recorrer fácilmente 150 kilómetros y requiere de recarga cada dos o tres días, que puede ser lenta o rápida", dice Sánchez.

Un aspecto que ha favorecido a los autos eléctricos, además de la tecnología de sus motores y las baterías, es que las plantas de generación de energía eléctrica para las ciudades están teniendo en cuenta el aspecto ambiental, pues de nada serviría tener carros eléctricos si se usaran combustibles contaminantes para producirla. "El ciclo de cuidado con el medio ambiente es completo", explica Jorge Sánchez.

Adicional a esto, el experto considera que lo único que hace falta para que países como Colombia comiencen a traer estas tecnologías son políticas de incentivos por parte de los gobiernos, como reducir el arancel o subsidiarlos para que la población los pueda adquirir con mayor facilidad.

Y como aún son costosos, cuantos más se vendan menor será el precio: "Aquí aplican las economías de escala", puntualiza Sánchez, de Endesa.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.