Carros de entrada de marcas Premium están conectados al mercado

La idea de fabricar 'populares' de lujo depende, en gran medida, de las casas matrices, que buscan ir un paso adelante en la creciente competencia mundial.

Redacción Motor

07:25 p.m. 15 de marzo del 2013

"Las marcas (de vehículos) deben comportarse siempre mejor", dijo Sergio Marchionne, presidente de Fiat-Chrysler, en el marco del Salón de Detroit 2013 de enero pasado. Y remató: "Si pretendemos ser multinacionales, debemos entender los mercados a los que estamos llegando con nuestros productos para saber qué necesitan consumir. El que no se comporta como multinacional, jamás podrá ser multinacional".

Estas frases parecen ser las que motivan a los principales constructores del mundo, que están ajustando sus portafolios a las necesidades de los nuevos clientes, como Mercedes-Benz y su programa New Generation Compact Cars (nueva generación de autos compactos): los nuevos modelos de las clases A (deportivo), B (familiar), GLK (todoterreno) y CLA (sedán) responden a esta iniciativa y se muestran insertos en una especie de 'subsegmento' más accesible y paralelo a los vehículos 'de siempre', como los de las clases C, E y M.

BMW, con sus modelos de la Serie 1 y las SUV X1 parece estar haciendo lo propio al interior de su portafolio, sin descuidar los vehículos que tantos réditos le han dado en todo el mundo, especialmente el sedán de la Serie 3, el cual se ofrece con motores pequeños, pero muy eficientes, a precios competitivos, dirigidos a clientes emergentes.

Y así mismo podrían verse marcas como Ford, Nissan, Fiat o Volkswagen, todas buscando clientes a través de diseños novedosos y tecnologías jóvenes, o Chevrolet, que fabrica modelos diferentes para cada mercado y no se desgasta en vehículos que funcionan bien en su país de origen pero que no son compatibles con la clientela de mercados como el nuestro.

Igual sucede con las fábricas de las grandes marcas que, para lograr mayor eficiencia, se distribuyen en todo el mundo con tareas específicas. Por eso no es raro ver hoy alemanes que llegan de Austria, japoneses que son armados en Brasil o franceses que provienen de Colombia y circulan en México, como la SUV Renault Duster.

Japonés es japonés
Especialmente Toyota y Nissan tienen vehículos que, en Colombia, pueden considerarse 'premium' por su alto nivel de equipamiento y prestaciones. La SUV Toyota Land Cruiser 200, por ejemplo, se mueve entre los 225 y los 290 millones de pesos, mientras que la Nissan Patrol King se puede obtener por 248 millones.

Estos modelos no circulan tan bien como los alemanes (un tanto menos lujosos, pero de todas maneras 'premium'), pero en el mundo son vistos como de muy alta calidad.

Las SUV alemanas más destacadas en Colombia son: BMW X6 xDrive 30d Premium (200 millones de pesos); ML350 de Mercedes-Benz (163,5 millones de pesos); Porsche Cayenne GTS (339,2 millones de pesos) y Audi Q7 3.0 TFSI (196,8 millones de pesos).

Los de 'elite'
Land Rover es la marca 'premium' que registró la mayor variación en las matrículas, pero ocupa tan solo el 5 por ciento del total de las ventas del segmento. Sus vehículos se sitúan en un rango de precios que va desde los 126 hasta los 412 millones de pesos.
Jaguar no aparece en la tabla de los más vendidos, pues el modelo que comercializa en nuestro país (XF 2.0 Luxury) alcanzó tan solo siete matrículas durante el 2012.

Tiene un precio de lista de 170 millones de pesos.
Porsche es dueña del 2 por ciento del mercado de lujo colombiano, con vehículos que se sitúan entre los 180 y los 340 millones de pesos.

Las marcas alemanas también tienen modelos lujosos y de altos precios, como el Clase S de Merecdes o el A8 de Audi.

¿Por qué se mueven estos 'premium' en Colombia?
Porque el dólar lo permite. Si las divisas bajan, los carros bajan al pasar los precios a pesos colombianos.

Por la financiación. Iniciativas como 'pague el 50 por ciento hoy y el 50 en un año, sin interés', o 'compre ya y reciba un bono de tantos millones' era exclusivo de las marcas más populares. Hoy, la guerra por la clientela de estos 'premium' también se trasladó de la calle a los bancos.

Porque la competencia mundial es cada día más grande y las marcas ya no pueden darse el lujo de esperar a que los clientes lleguen.

Porque son la gran oportunidad para los usuarios de entrar por la puerta grande a las marcas con 'campanillas' a las que no tenían acceso.

Populares de lujo
Modelo                                               Precio ($)
Audi A1 1.4 TFSI                                 72'500.000
Audi A3 coupé                                   66'200.000
BMW 114i Standard                            66'900.000
BMW 116i Sport Line                          77'900.000
BMW 120i Coupé Sport                      79'900.000
BMW 316i Standard                           79'900.000
Mercedes-Benz A200                        71'500.000
Mercedes-Benz A200 Aut.                 79'900.000
Mercedes-Benz B180                         70'950.000
Mercedes-Benz B200                        77'300.000
Volvo C30 2.0 Entry                           58'900.000
Volvo V40 Entry                                 74'900.000   
Volvo S60 Entry                                 74'900.000
Fuente: revista 'Motor'

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.