Carros modelos anteriores de 2004 no requieren cinturones traseros, dijo la Corte Constitucional

Aunque el alto tribunal sostuvo que la norma tenía una finalidad loable, sentenció que había otras alternativas para proteger la vida.

Redacción Motor

05:00 a.m. 26 de septiembre del 2008

Con el argumento de que resultaría una "carga desproporcionada" para los usuarios, la Corte Constitucional dejó sin piso la obligatoriedad del uso de cinturones de seguridad en los asientos traseros para los vehículos de modelo anterior al año 2004. 

El alto tribunal partió de la base que los carros fabricados antes de ese año ya están rodando en las calles, por lo que la carga no es para el fabricante, sino para el usuario o propietario del vehículo. 

También -dijo- aunque la norma tiene una finalidad loable (la seguridad para menores de 10 años y para adultos), había otras alternativas para proteger la vida en caso de accidente. 

Por ejemplo, los menores de 2 años deben ir en una silla especial que tiene un cinturón y existe una responsabilidad de los adultos que conducen para protegerlos a ellos y a todas las personas que viajan en el vehículo. 

De esta manera se dirimió una demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 82 (parcial) de la Ley 769 de 2002 (Código Nacional de Tránsito, CNT), interpuesta ante la Procuraduría General de la Nación. 

El artículo 82 del CNT demanda la obligatoriedad de la instalación y el uso del cinturón de seguridad en los asientos traseros en vehículos 2004 y posteriores, debido a que, a partir de ese año y por ley, todos los vehículos vienen equipados con esos accesorios.
 

La demanda 

El ciudadano demandante manifestó que la disposición impugnada vulnera las disposiciones constitucionales que consagran el principio de igualdad, el derecho a la vida y los derechos de los niños. 

"El principio de igualdad es vulnerado, pues frente a conductas idénticas, como es el uso el cinturón de seguridad trasero, sólo será sancionado el que conduzca un vehículo modelo 2004 en adelante, lo cual es una distinción que no ofrece una justificación razonable, porque en un tiempo establecido podrían incluirse los cinturones de seguridad traseros". 

Además, "eximir a los pasajeros de vehículos fabricados con anterioridad al 2004 del uso de cinturón de seguridad trasero es una medida que atenta contra la vida y la integridad no sólo de ellos mismos sino también de los integrantes delanteros del vehículo. Según el actor, lo anterior, se hace más complejo si se tiene en cuenta que por disposición legal todos los niños menores de diez años deben transitar siempre en el asiento trasero del vehículo". 

Con estos y otros argumentos, la Procuraduría conceptuó "que era posible optar por una medida que no afectara la igualdad, pues el legislador hubiera podido establecer un plazo prudencial para que los propietarios de los vehículos con modelo anterior al 2004 incluyeran el cinturón de seguridad en el asiento trasero, por lo cual se concluye que la medida, a pesar de ser adecuada, no es necesaria, ni idónea y mucho menos proporcional". 

Al acoger la demanda, la Procuraduría reiteró que sería el Ministerio de Transporte la entidad responsable de fijar las instrucciones pertinentes para hacer cumplir la obligación del uso del cinturón de seguridad en los asientos traseros. 

En todo caso, y pese a que el organismo de control solicitó declarar la inexequibilidad del aparte "a partir de los vehículos fabricados en el año 2004" del artículo 82 de la Ley 769 de 2002, la Corte declaró la norma exequible o constitucional. Es decir, no se condicionó a todos los modelos anteriores al 2004 y la norma queda como está en el CNT.

UN SOLO VOTO A FAVOR

La Corte declaró exequible el artículo 82 de Código de Tránsito en una votación de cinco contra uno. EL TIEMPO conoció los argumentos del salvamento de voto del magistrado Mauricio González. Estos son algunos apartes: 

El número de accidentes vehiculares es alto y creciente. El cinturón de seguridad puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, tanto en caso de choque frontal como de volcamiento del vehículo. Especialmente, en el caso de los niños. 

Reconociendo que ha sido positivo que el Código Nacional de Tránsito haya obligado parcialmente al uso de cinturones de seguridad (en asientos traseros para vehículos posteriores a 2004),  la protección legal para menores de 10 años es deficiente, por lo siguiente:

El Código de Tránsito impone que los menores de 10 años únicamente pueden viajar en asientos traseros.

Al obligarlos a viajar en asientos traseros, debió complementarse la medida, obligando el uso de cinturón de seguridad en todos los carros, independiente del modelo.

La carga de instalación del cinturón de seguridad (en caso de no tenerlo y por una sola vez), es justificable: busca la realización de un alto fin constitucional: la protección de los menores de 10 años.

La paradoja: les prohíbe ir en asientos delanteros en los que el cinturón de seguridad es obligatorio; y los remite a los asientos traseros en los que el cinturón de seguridad no es obligatorio.

Si un policía detiene dos carros en los que viajan niños menores de 10 años sin cinturones de seguridad traseros, uno modelo 2006 y otro modelo 2003,  ¿podrá imponerle multa al primero? No podrá  sancionar al segundo por corresponder a un modelo anterior al 2004.  En esto consiste el déficit de protección que la ponencia quiso corregir.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.