Los carros, 'modelos' de publicidad

El libro del publicista José María Raventós. Se trata de '100 años del sector automotor en Colombia a través de la comunicación' una obra gráfica que nos transporta en el tiempo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 17 de octubre del 2008

La forma más acertada de analizar el desarrollo de un sector económico es a través de la publicidad. Al menos eso es lo que piensa José María Raventós, uno de los publicistas más reconocidos del país, que acaba de publicar el libro 100 años del sector automotor en Colombia a través de la comunicación. 

Se trata de una compilación de imágenes para 'leer' e identificar a través de ellas qué tipo de vehículos llegaban al país hace un siglo, quiénes accedían a ellos, cuáles marcas mandaban la parada, cómo fue evolucionando el sector y, muy importante también, cuáles estrategias de ventas utilizaban creativos e importadores para conmover bolsillos. 

Un vistazo inicial advierte que eslóganes como "El automóvil que ha demostrado prácticamente ser el más seguro, eficiente, y económico para los duros trabajos de las carreteras colombianas" o "El automóvil del día que triunfa en las dos Américas y gasta una botella de gasolina cada ocho kilómetros" son impensables en el acelerado mundo de hoy, en donde "El poder para todo" o "Audacia bajo control" son frases más que suficientes para atraer clientela.

"Lo que pasa es que, sobre todo entre los 30 y los 50, cuando el automóvil empezó a masificarse, a la gente había que explicarle todo -comenta Raventós-. Por eso los avisos tenían mucho texto, no se sabía bien cómo funcionaba un carro". 

Por el contrario, a principios del siglo XX, los anunciantes tan solo advertían sobre la llegada de los vehículos a los almacenes y el número que había disponible. "En esa época solo la gente de estrato 'superalto' tenía acceso a carro", añade el publicista. 

La sucesión de imágenes muestra también cómo las ilustraciones, que llegaban directamente de las fábricas, les dieron paso a las fotos en blanco y negro y cómo también los logotipos de las marcas (Michelin, Chevrolet, Ford, Esso...) han evolucionado con el tiempo. 

"La mujer era un acompañante, no era la usuaria sino la persona a invitar para que se subiera al carro -analiza el autor del libro-. No hay nada más ligado al hombre que el carro, pues desde ese tiempo ya se decía que éste era la prolongación de él". 

En el ámbito publicitario, Raventós califica como 'revolucionario' el hecho de que Mazda empezara a hablar de 'modelo', refiriéndose al año de fabricación del carro o que los avisos empezaran a hablar de la calidad de los vehículos para rodar por nuestra complicada geografía. 

"Los primeros autos se varaban en todas partes porque nuestras vías eran y siguen siendo muy difíciles. Hoy ya no se habla de que tal o cual está diseñado para nuestras carreteras", anota el experto. 

Finalmente hay que destacar las marcas: algunas conquistaron, se fueron y volvieron, como Fiat, Renault y Dodge y otras desaparecieron del panorama, como Nash, Hupmobile, Steyr, Overland o Packard.
 

¡COMO HAN CAMBIADO LAS MARCAS!

Hace varios años, el humorista 'Flaco' Agudelo escribió un diálogo en donde combinó las marcas más conocidas de los vehículos de entonces. Aquí una pequeña adaptación de su genial puesta en escena. 

-¡Oiga don Austin, escuChevrolet!

-¿Qué le Packard?

-Es que vengo a ver si me hace el Ford de prestarme Dodge pesos que necesito.

-No, hombre, aquí no tengo Nash, sin enFargo, en el banco International junto una platica y de ahí la podemos saCadillac y le puedo prestar esos Dodge pesos. ¡Pero se compromete a devolvérmelos el Mercury de la semana próxima!

-Huy si, hombre, hágame esa Mercedes, es para comprar un remedio para el hígado, que estoy malo de la Willys.

-Tome le doy este Checkerd para que saque esa plata del banco. Pero tenga cuidado al sacarla, no va y se Land Rover los ladrones, ¿no?

-No, tranquilo, yo me llevo un Plymouth para que me acompañe, no hay peligro.

-Bueno, no Skoda más por ahí, no se Pontiac así y más bien váyase para su casa, no va y se Morris de repente.

-Gracias, don Austin, nos Volkswagen a ver el Mercury.

ALGUNOS DIVERTIMENTOS

José María Raventós es conocido por sus 'divertimentos', una serie de frases famosas o de inspiración propia, que publicó en un pequeño libro con Caracol Radio. Aquí cuatro de ellos, referentes a los vehículos, que le 'robamos' luego de la entrevista.

*Las mujeres necesitan un motivo para hacer el amor, los hombres solo necesitan un carro.

*El carro nunca reemplazará al caballo: la yegua.

*Automóvil es con lo que toda mujer se casa, sin saberlo.

*¿Puedo guardar el ratón de mi computador con el gato de mi carro?

Adaptado de Los Divertimentos de José María Raventós - Caracol Radio

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.