Los carros: ¿nuevo objetivo de los 'hackers'?

Informe de seguridad revela que los sistemas tecnológicos de los autos, como las ayudas de manejo y confort, son susceptibles de ataques informáticos.

Redacción Motor

04:58 p.m. 23 de septiembre del 2011

Cualquier carro en la actualidad, sin importar su estilo, cuenta con una variada gama de funcionalidades atadas a la tecnología. Desde sistemas dedicados al control de opciones de confort como sillas eléctricas, comunicaciones, navegación y cruceros automáticos, hasta otras de seguridad como tracciones y velocidades asistidas, bloqueos, bolsas de aire, etc.

Todos los carros hoy en día cuentan con un PC adentro que, dependiendo de la gama, controla el sistema de inyección de combustible, hasta la telemetría entera del vehículo. Esto, que se refleja en la seguridad y confort de los usuarios, también se ha constituido en un escenario de preocupación para los expertos en seguridad informática.

Precisamente compañías como McAfee, especializada en el tema en la industria de computación, presentó un informe denominado 'Malware en el camino' (malware es el nombre genérico para todo tipo de programa informático malicioso), en el que se determinaron las áreas de riesgo en el campo de la seguridad digital para vehículos.

"A medida que más funciones se incorporan en la tecnología digital de los automóviles, aumenta la amenaza de ataques y manipulación maliciosa", señaló Stuart McClure, vicepresidente senior y gerente general de McAfee.

"Muchos ejemplos de ataques informáticos de investigación demuestran las posibles amenazas y la profundidad del riesgo al que se expone el consumidor. Ya es malo que su correo electrónico o computador portátil estén comprometidos, pero si su automóvil es víctima de 'hackeo' podría significar riesgos terribles para su seguridad personal", añadió McClure.

No hay conciencia del peligro
El informe de McAfee destaca que la industria automotriz continuamente agrega características y tecnologías que ofrecen nuevas comodidades, como acceso a Internet y la capacidad de personalizar más la experiencia de conducción.

Los consumidores desean permanecer conectados, incluso en sus automóviles, lo que motiva a los fabricantes a aumentar la integración entre los automóviles y los dispositivos de consumo, como los teléfonos inteligentes y tabletas. 

Sin embargo, en el apresuramiento por agregar características, la seguridad a menudo se ha dejado en segundo lugar.

Riesgo sobre ruedas
Dentro de los riesgos asociados al campo de acción de delincuentes informáticos frente a un carro se encuentran:

La posibilidad de quitar el seguro y arrancar el automóvil de forma remota mediante teléfono celular.
Desactivar el automóvil de forma remota.
Rastrear la ubicación, las actividades y las rutinas de un conductor.
Robar datos personales desde un sistema Bluetooth, como celular o tableta.
Desajustar los sistemas de navegación e incluso desactivar la ayuda de emergencia

"La industria automotriz esta experimentando una convergencia de productos de electrónica de consumo y automotriz. Los consumidores esperan cada vez más las mismas experiencias en el vehículo que con los dispositivos conectados móviles y de consumo más recientes. Sin embargo, a medida que aumenta la tendencia a la conectividad en todas partes, también aumenta la posibilidad de vulnerabilidad de seguridad", afirmó George Doll, director señor de soluciones automotrices de Wind River, compañía también vinculada con la investigación de McAfee.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.