Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

05:51 a.m. 27 de julio del 2012

La Policía sí es fuente de trancotes
"Ayer domingo, cuando regresábamos por la autopista Norte, encontramos un fuerte trancón a partir de los silos de Almaviva. Al llegar al puente El Común estaba la explicación: los policías habían armado un embudo con sus famosos conos y manoteaban y pitaban frenéticamente; no era claro si se podía tomar la carrera 7 o no, pues había tantos agentes parados en la entrada de esta vía que la gente quedaba despistada, pues no sabía qué era lo que querían. Superado esto, el tráfico fluyó admirablemente bien".
Carlos Alberto Plata V.

¡Qué peligro los retenes de la Policía!
"Iba yo con mi familia, a eso del mediodía del domingo, por la carretera al Norte hacia Sopó, la cual registraba bastante tráfico (aunque fluyendo a buena velocidad), cuando -de repente- a la altura de Hatogrande, apareció un retén de la Policía trazado a manera de 'embudo' por una serie de conos que obligaron a quienes circulábamos tranquilamente por los tres estupendos carriles de esa autopista, a amontonarnos en uno solo.
Muchos de quienes viajábamos relajados tuvimos que frenar duro, sin que entendiéramos por qué la Policía puso en riesgo nuestras vidas de esa manera tan absurda.
Yo me pregunto: ¿cuál es el sentido de estorbar en una autopista hecha para rodar a buena velocidad? El sentido común, que es el menos común de los sentidos, indica que obstruir una vía de esas es peligrosísimo, pero a nuestras autoridades les parece que 'hacer presencia' es adueñarse ¡de los carriles rápidos! y asumir siempre que quienes viajamos con nuestras familias somos irresponsables.
¿Se imaginan ustedes lo que sucedería si los agentes de tránsito de Estados Unidos o Europa hicieran semejante estupidez en sus carreteras?"
Patricio Correal

¿Por qué no entra la señal en Tocancipá?
"Antes que nada, felicitaciones por 'Motor en acción'. Los gomosos tuvimos la oportunidad de sentir los carros que solo podemos ver en catálogos (yo me subí en el Mustang y en el Camaro) y de pasar un día muy agradable en familia.
Pero, con todo el respeto, al gran lunar fue la comunicación vía celular desde el Autódromo de Tocancipá. Pésima. Al menos la de 'Claro' (antigua Comcel), que nunca funcionó y nos dejó incomunicados mientras estuvimos allá.
Sé que no es culpa de ustedes, pero sí deberían hablar con esa gente que tanta plata nos cobra por el uso de nuestros móviles para que nos respeten a los usuarios. Definitivamente, desde que pasaron a manos extranjeras, las muy buenas empresas colombianas Comcel y TV Cable van de mal en peor".
Jaime González

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.