Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

07:26 p.m. 22 de febrero del 2013

Identifique su policía de tránsito
"Debo expresar mi agrado, de tener un contacto directo con los ciudadanos a través de esta columna, que me permitirá hacer reflexiones e ilustraciones sobre las obligaciones y competencias que tenemos como autoridades de tránsito, orientadas a una cultura de seguridad vial y propiciando conciencia colectiva de solidaridad, autorregulación y disciplina social.

Así mismo, es una oportunidad para dilucidar permanentes dudas de los usuarios viales, que coadyuve a una mejor corresponsabilidad por el respeto a la normatividad de tránsito y un orden en temas de movilidad, generando una cultura entre conductores y peatones, bajo unos parámetros de responsabilidad y prosperidad para todos.

En esta ocasión quiero referirme y hacer precisiones sobre las funciones que cumple el personal de la Dirección de Tránsito y Transporte, con respecto a las que cumple la Policía de vigilancia, la cual, a pesar de no fungir como autoridades de tránsito, sí contribuyen con el cumplimiento de nuestra misionalidad, sin que esto se convierta, por un lado en motivo de confusión para el ciudadano, y de otro, que no haya extralimitación de nuestros funcionarios en la dedicación de hacer cumplir la ley.

Así las cosas, es de suma importancia que los colombianos conozcan que los Policías que integran la Dirección de Tránsito y Transporte, cumplen con las funciones que por Ley le han sido encomendadas, las cuales se pueden observar a través de los tres grandes procesos que desarrollamos, como lo son: Prevención de la Accidentalidad Vial, Movilidad y Aplicación de las Normas de Tránsito y Transporte, para lo cual, el personal es preparado de manera integral en temas de seguridad vial y policía judicial, hasta obtener el título de Técnicos Profesionales en Seguridad Vial, formación acreditada por la Escuela de Seguridad Vial de la Policía Nacional, única institución educativa certificada y autorizada para expedir dicha capacitación y de esta manera,
ser competentes ante las necesidades de los usuarios de las vías, cumpliendo así con nuestra misión, orientada a garantizar una cultura de seguridad vial, propiciando una conciencia colectiva y de autorregulación.

Es por ello, que somos un cuerpo especializado en tránsito y transporte de la Policía Nacional, única autoridad competente en la imposición de órdenes de comparendo en las vías nacionales y, a través de convenios con las alcaldías y gobernaciones, en las áreas urbanas de los municipios, conforme lo estipula la Ley 769 de 2002 "Código Nacional de Tránsito Terrestre", que nos hace diferentes ante los demás funcionarios de nuestra Institución Policía Nacional; sin embargo, por función constitucional, la Policía Nacional tiene la misión de velar por la convivencia y seguridad ciudadana, para esto desarrolla con las unidades de vigilancia, procesos de prevención como los son: la solicitud de antecedentes y registro a vehículos y personas, siendo necesario que estos funcionarios, requieran la documentación de identificación, tanto del vehículo como del conductor y los demás ocupantes.

No obstante, ante la detección de una infracción de tránsito o de transporte, deben llamar de inmediato a la autoridad competente, es decir, a los integrantes de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional o guardas de tránsito según corresponda por jurisdicción y competencia, para que éstos a su vez, realicen la imposición del comparendo y den el trámite respectivo ante el organismo de tránsito donde se llevará a cabo el proceso contravencional.

Por lo anterior, es elemental que el ciudadano diferencie exteriormente a los Policías de Tránsito, de las unidades de vigilancia, y para esto, la Policía Nacional ha dispuesto el uso de unos elementos característicos en el porte del uniforme, pues a diferencia del policía que no es autoridad de tránsito, nosotros empleamos un cubre cabezas tipo kepis con forro amarillo limón fluorescente, acompañado de la chaqueta en clima frio o el chaleco en zonas cálidas del mismo color, así mismo, la utilización del brazalete en color verde aceituna con bordes en amarillo limón reflectivo, con el texto "Tránsito y Transporte", y sobre él, el escudo de la Policía Nacional, éste es portado de manera permanente y obligatoria en el brazo izquierdo.

Finalmente, es importante indicar el respeto a las normas de tránsito fundado, no en el temor a una sanción, sino, en una convicción de cultura ciudadana encaminada a una convivencia pacífica con los demás actores del tránsito".

Brigadier General
Carlos Ramiro Mena Bravo
Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.