Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Carta de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

07:23 p.m. 08 de marzo del 2013

Sin frenos, por descuido del mecánico
"Acudo a su sección para poner en conocimiento esta situación, que pudo terminar en una tragedia. Durante la pasada temporada de vacaciones, salí con mi familia unos días en mi carro. Antes de viajar, tomé todas las precauciones del caso y lo llevé para que le hicieran una revisión completa en un reconocido centro de servicio automotriz ubicado en la calle 140.

Allí le revisaron el sistema frenos, pastillas, luces, suspensión, llantas, se rectificaron rines, cambiaron llantas delanteras, se hizo alinear y balancear. Luego de un par de horas el carro me fue entregado.

A la mañana siguiente, día del viaje, cuando iba a la altura de El Rosal -vía Facatativá- sentí que el pedal de freno se hundió más de lo normal, a los pocos minutos la situación volvió a presentarse, pero esta vez el carro no frenó. Por fortuna mía y la de mi familia, pude controlar el carro y logré detenerlo.

Al abrir el capó, noté que el depósito de líquido de freno tenía la tapa abierta  y con el nivel bajo. Pudimos llegar a una estación de servicio cercana, se completó el nivel, se revisó que no tuviera fugas y seguimos nuestro camino sin problema alguno.

Una vez regresé a Bogotá, fui al sitio para hacer el reclamo, ellos tomaron nota de lo sucedido y me dijeron que el reporte lo iban a pasar a un comité y que después se comunicarían conmigo.

Han pasado ya casi dos meses y no he recibido ninguna llamada o mensaje pidiendo disculpas por lo sucedido. Ahora me pregunto, por un simple descuido involuntario por parte del operario que revisó el líquido de frenos y no tapó el depósito, ¿quién habría sido el responsable en caso de un accidente con herido o muerto de por medio? ¿Acaso el jefe de taller, de este tipo de establecimientos especializados, no deben cerciorase de que todo quede puesto en su sitio? ¿Qué pasa con el departamento de servicio al cliente, que debe atender este tipo de reclamos y dar una pronta respuesta al solicitante?"
Graciela González

Las huellas no se actualizan en SIM de Cedritos
"En estos días compré un vehículo, y con el vendedor fuimos ha hacer los trámites de traspaso al SIM de Cedritos, el cual realizamos en corto tiempo.

Pero cuál no sería mi sorpresa cuando, al entregarnos los documentos para reclamar la tarjeta de propiedad a mi nombre, me dijeron -después de registrar mi huella digital en el lector que tienen- que mientras sale la tarjeta -y aquí viene lo insólito y abusivo- ¡toca ir al mismo SIM, cada 48 horas, para actualizar mi huella!

Primero me dijeron que las características del vehículo no las tenían en el sistema y que por eso tocaba ir cada 48 horas, pero al volver, escuché lo que le informaban a otro desdichado usuario: ¡que la famosa huella sólo dura 48 horas vigente!

¿Qué tal semejante ineficiencia? ¿Ante quién nos quejamos? ¿Quién nos ayuda? Todo está diseñado contra el pobre poseedor de un carrito.

Señores revista Motor y sección Vehículos, ustedes que son leídos por medio país, que están al tanto de todo, por favor hagan algo para que no sigan maltratando al pobre pagador de impuestos".
Guillermo Eslava

Solicitud a la Policía de Tránsito
A través de esta importante sección, quiero hacerle una petición a la Secretaría de Movilidad o a la Policía de Tránsito de Bogotá, para que procedan a instalar las señales de giro prohibido en las intersecciones de las calles 153, 161, 163 y 165 con Avenida Novena. O pongan agentes para controlar el paso de los vehículos.

El problema es que algunos conductores, cuando toman la Avenida Novena hacia el norte o el sur, viniendo en sentido oriente-occidente o viceversa, no dan la vuelta (orejas) por las calles aledañas a la Novena, sino que hacen giros indebidos obligando a otros conductores a quedar 'parqueados' en las zonas del paso a nivel del tren, con el consiguiente riesgo para ellos y sus acompañantes.

El riesgo aumenta pues tampoco hay una hora exacta del paso del tren. Esta situación se torna más peligrosa entre las seis y ocho de la mañana, horas en que por ese sector transita un gran número de rutas escolares.
Germán Calderón

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.