Carta de la semana "Ecopetrol nos pertenece a todos"

"Es inadmisible y un abuso por parte del Ministerio de Minas que tengamos que pagar más que en Estados Unidos por un galón de gasolina corriente".

Redacción Motor

05:00 a.m. 11 de diciembre del 2008

"La nueva perla que anunció el Presidente de no bajar los precios de los combustibles, según él, "para seguir desarrollando su plan de política social" (compra de armas para las Fuerzas Militares y pago de millonarias recompensas a delincuentes e informantes, aparte de sueldos y viáticos al guerrillero que supuestamente ayudó a escapar a un político que ni me acuerdo cómo se llama), consiste en dar casa y sueldo a los desmovilizados de grupos insurgentes por no se sabe cuánto tiempo, porque a ellos no les interesa en lo más mínimo ser parte de esta sociedad.

Esto no tiene ninguna razón, ni pies ni cabeza, al igual que muchos otros desaciertos cometidos en su desempeño como Presidente. Como colombiano que soy, merezco que en algo me beneficie la nacionalidad: tengo entendido que Ecopetrol es una empresa estatal y como tal pertenece no solo a los que compraron unas accioncitas para hacerse ricos de la noche a la mañana (suena conocida esta historia, ¿o no?) -cuando el precio del barril de petróleo estaba por las nubes- sino a todos y cada uno de los colombianos.

El poco petróleo que no se exporta y es extraído de nuestro subsuelo es procesado en Barrancabermeja, Colombia. Sí señores: Co-lom-bia. Para que nos vengan a decir que del barril de petróleo puesto en el golfo de Méjico es de donde sacan las cuentas del galón de gasolina que consumimos acá.

Es inadmisible y un abuso por parte del Ministerio de Minas y Energía que tengamos que pagar más que en Estados Unidos por un galón de gasolina corriente, con un octanaje mediocre. Esto perjudica a toda la población que tiene un carro o una moto, mucha de la cual los utiliza para el sustento diario.

No tengo ni idea de economía ni nada que se le parezca, pero sé que cuando el precio de la gasolina está elevado, todos los productos suben de precio al mismo ritmo. Todo lo contrario sucede con los salarios de miseria que reciben la mayoría de los trabajadores, que lo devengan después de 30 días y en jornadas de por lo menos 12 horas diarias, fijado por decreto por el astuto 'Ministro de desprotección social' y el cínico de Hacienda.

Hay que aceptar que estamos en un país 'en vías de subdesarrollo', pero nos falta muchísimo para llegar a ese subdesarrollo como para que nos traten de convencer de que estamos al mismo nivel de los países nórdicos. El ingreso de los colombianos no da para pagar todo 'a precio internacional'.

Si quieren que sea así, pues que las empresas paguen el equivalente a los salarios europeos o estadounidenses. Mientras no sea así, seguiremos rindiéndole culto a su majestad  el arribismo (perdón, uribismo), queriendo aparentar a la brava ese "yo puedo con todo lo que se me venga encima, yo puedo comprar lo que quiera, así quede empeñado de por vida con una entidad financiera, yo puedo comprar carro, así solo tenga con qué alimentarlo a él".

Precios de la gasolina altos = pobreza extrema. Precios de la gasolina altos = más dinero para recompensas. No hago parte de ningún movimiento político ni estoy personalmente interesado por la gasolina, solo creo que los colombianos somos una nación de borregos que nos dejamos llevar hacia donde nos digan que vayamos, y lo peor de todo, sin protestar. Hasta luego".

Ricardo Sánchez Salcedo

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.