Carta de la semana: cuál es la normatividad sobre los vidrios polarizados

Carta de la semana: cuál es la normatividad sobre los vidrios polarizados

Redacción Motor

05:17 a.m. 03 de junio del 2011

Soy propietario de un vehículo campero marca Toyota Land Cruiser modelo 1997 al cual le polaricé los vidrios de acuerdo a la normatividad vigente que está contenida en las resoluciones 003777 de 2003 y 01373 de 2009 las cuales fijan los limites de transmisión luminosa de los papeles que se le pueden poner  a los vidrios sin necesidad de sacar permiso ante las autoridades, en este caso la Policía Nacional.

Según dichas normas, los vehículos pueden llevar en el parabrisas y en los vidrios delanteros hasta un 30 por ciento de polarización; los vidrios cuartos traseros hasta un 45 por ciento y por último la quinta puerta hasta un 86 por ciento. Eso es lo que se permite en las resoluciones y de ahí para adelante toca tramitar el permiso ante la Sijin de la Policía Nacional.

El calvario comienza cuando la los agentes de tránsito y de carreteras lo detienen a uno y le miran el carro y dicen que no se ve nada, que está muy oscuro, y empieza la inspección al ojo y al capricho del agente. Se les recuerda la normatividad y los porcentajes que esta permite pero el juicio es contundente: no se ve el interior o está muy oscuro y empieza el atropello de los derechos ciudadanos, que amparados en disposiciones legales, pueden polarizar sus vidrios sin necesidad de tramites dispendios  y engorrosos hasta el limite fijado por las normas.

Señor director: puede la policía sin el soporte de un instrumento científico medir el grado de reflexión del papel con que se oscurese el vidrio? Yo creo que no, de la misma manera que no se puede hacer una prueba de alcoholemia sin el alcoholímetro, que tal que el día de mañana detengan o le hagan parte a un conductor porque según el agente este tenía tufo pero no se le midió con ningún alcoholímetro.

La policía debe acatar las normas y dejar de violar los derechos de los conductores. Sino  tienen un instrumento que mida el grado de reflexión deben abstenerse de poner partes por llevar, según su capricho,  los vidrios muy oscuros o porque no se vea el interior del vehículo en la distancia o detenido. Porque con los niveles permitidos por las norma jamás se va ver el interior de un vehículo o nunca se va a ver claro, o transparente.

Me gustaría saber que se puede hacer en este caso o si estoy equivocado  o cual ha sido la experiencia de otros conductores con el fin de empezar una discusión pública que lleve a que la policía se dote de herramientas que permitan que los ciudadanos no sean atropellados en sus derechos por el capricho del "ojo"  de un agente que le permite inexplicablemente saber cuanto refleja un papel puesto sobre un vidrio de un automóvil pero no puede medir el nivel de reflexión del pavimento o de la pintura del mismo vehículo que pretende multar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.