El Chevrolet Volt 2014 incorporará el motor 1.0 DISI turbo de 3 cilindros

El objetivo de la compañía con este motor es dar mayor eficiencia al extensor de autonomía de la próxima generación del Volt hasta alcanzar recorridos de 100 km en modo netamente eléctrico.

Redacción Motor

07:34 p.m. 15 de agosto del 2013

Poco a poco se van conociendo los derroteros que General Motors tomará para dar forma a la próxima generación del Chevrolet Volt. Con la confirmación de una autonomía de 100 Km en modo eléctrico a través del CEO del grupo automovilístico, Dan Akerson, todos los interrogantes se fijan sobre las fórmulas y herramientas de las que hará uso GM para reducir los consumos de carburante del propulsor de combustión interna que emplea el Chevrolet Volt.

La multinacional responde a los avances de la competencia, desarrollando nuevas mecánicas turboalimentadas de reducida cilindrada como es el caso del nuevo propulsor Opel 1.0 DISI Turbo. Este propulsor llegará a Opel como el sustituto de los propulsores 1.4 y 1.6 atmosféricos que han dado vida a una larga lista de modelos, ofreciendo una mayor economía de combustible y un abanico de prestaciones superior.

La llegada de este nuevo propulsor con tres cilindros y un importante paquete de evoluciones en diseño y tecnología conseguirá reducidos consumos en modelos convencionales como el Opel Adam. Sin embargo, la llegada de este propulsor ha conseguido descubrir que General Motors podría estar detrás de este motor para dar vida al extensor de autonomía de la próxima generación del Chevrolet Volt.

El actual propulsor del Chevrolet Volt ofrece una potencia máxima de 86 caballos frente a los 115 que brindaría el nuevo bloque de 1 litro. Para empezar aportaría una mayor potencia unida a un sustancial aumento de par y disponibilidad del mismo hasta los 166 Nm efectivos desde las 1.800 rpm. Estas cifras en eficiencia global permitirían un mayor aprovechamiento de la energía contenida en el carburante, lo cual implicaría una reducción de consumos anhelada en esta generación.

Si existe un factor negativo en el actual Chevrolet Volt, ese no es otro que la economía de combustible cuando resulta obligado echar mando del funcionamiento del propulsor térmico para mover el vehículo. Con la llegada del nuevo propulsor planteado y la mejora en autonomía eléctrica y gestión de la energía, el Chevrolet Volt parece descubrir que la llegada de modelos como el BMW i3 o el Nissan Leaf 2013 están pasando factura al fabricante norteamericano.

Con información de Tecmovia y agencias.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.