La ciencia ficción cada vez se hace más real en el mundo del automóvil

Durante el Consumer Electronics Show 2015 que termina hoy en Las Vegas, varios fabricantes automotrices exhiben sus más recientes desarrollos que no demorarán mucho en implementar en modelos de serie.

Redacción Motor

04:34 p.m. 09 de enero del 2015

Para esta ocasión, hay dos temas generales que se destacan: la conducción autónoma y la conectividad. BMW, Audi y Bosch mostraron sus avances sobre lo primero, mientras que Volkswagen presentó el Golf R Touch Concept, que incluye tres pantallas digitales donde se agrupan las diferentes funciones y aplicaciones del vehículo, las cuales pueden ser operadas mediante gestos con la mano.

BMW también mostró una versión propia de controles por señales. Esto sería una realidad en una próxima generación del iDrive que podría debutar en la próxima generación del Serie 7.

En este caso los gestos deben hacerse en la zona comprendida entre la barra de cambios, el timón y la pantalla central, para que el sensor ubicado en el techo pueda reconocerlos.

Por su parte, la empresa Harman presentó un sistema llamado Individual Sound Zones (ISZ) que permite a cada ocupante poner y oír únicamente su música.

Es decir, los pasajeros no estarían sujetos a la elección musical de una persona, sino que podrían seleccionar la propia sin interferir con la de los demás.

Según Harman esto sería posible gracias a la instalación de pequeños parlantes en los apoyacabezas, otros en el techo y los convencionales de cada auto, a lo cual se suma un procesamiento digital de la señal de acuerdo a la cabina de cada vehículo para así mantener ‘alejada’ la música de las otras zonas. Sin duda una tecnología innovadora que toca ‘ver’ para creer.

Estos y otros tantos desarrollos muestran el avance que han hecho varias marcas para mejorar la interacción con los autos sin incurrir en distracciones.


Conducción autónoma

Partiendo desde Silicon Valley con destino Las Vegas, una flotilla de Audi A7 Piloted Driving Concept completó un trayecto de 550 millas durante el cual algunos periodistas pudieron relegar el control total del vehículo a un sistema de conducción autónomo. Utilizando el control de crucero adaptativo y otro arsenal de sensores y cámaras, el vehículo obtiene una noción de lo que sucede a su alrededor para realizar cambios de carril, adelantamientos y maniobras de aceleración y frenado por sí solo a velocidades de hasta 110 km/h.

De forma similar, BMW presentó un i3 equipado con la tecnología Remote Valet Parking, que también se basa en sensores y radares para monitorear sus alrededores. Combinado con un Smartwatch, la persona ‘ordena’ al vehículo estacionarse por sí solo, incluso en parqueaderos de varios pisos.


Conectividad

Buscando minimizar posibles distracciones del conductor mientras acciona diferentes comandos del vehículo, Volkswagen presentó el Golf R Touch Concept que permite realizar esas tareas a través de gestos con la mano. Por ejemplo, el techo corredizo se podría abrir y cerrar solo con mover la mano.

También se han incorporado tres pantallas totalmente digitales que permitirían una completa personalización. La primera reemplaza el tradicional cuadro de instrumentos, mientras que la segunda se ubica en la parte superior de la consola central y la tercera en la parte inferior, cada una desplegando diferentes funciones del auto.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.