Cinturón de seguridad para niños debe ser obligatorio

La Alcaldía estudia una medida con la que quieren poner en funcionamiento el acuerdo 331 de 2008, que obliga a utilizar, el cinturón de seguridad trasero para los niños menores de 10 años.

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de febrero del 2009

Está casi listo el Acuerdo 331 del 2008 que obligaría a la "instalación y uso de cinturones de seguridad en el transporte escolar y particular de menores", propuesto por el Concejo de Bogotá.

Esta medida se debe al alarmante aumento de los índices de accidentalidad de vehículos escolares y al exceso de lesiones causadas en los menores, pasajeros de los carros particulares. Lamentablemente, en los accidentes de tránsito, son los niños los más afectados, pues su fragilidad pocas veces es tenida en cuenta.

Con este nuevo acuerdo, la idea es que tanto los buses como los carros particulares incluyan un cinturón de seguridad que asegure la comodidad, movilidad y, sobre todo, la vida y el bienestar de los niños durante el trayecto.

Pero los expertos explican que con el cinturón no basta. También deben llevar un sistema de retención especialmente diseñado para ellos, pues el solo uso de los cinturones de seguridad no los protegerá debidamente, ya que por su tamaño (que no les permite apoyar los pies contra el piso) pueden deslizarse por debajo y causarles lesiones en el cuello.

Es necesario también contar con Sistemas de Retención Infantil (SRI), como sillas que se encarguen de mantener a los niños sentados de una manera correcta, lo que les ayudará a reducir las lesiones causadas en un accidente de tránsito.

Cesvi Colombia explica que "hablar de sujetar no es sólo colocarles el cinturón y nada más. Esta tarea se extiende a verificar el tipo de sistema que se va a utilizar, si éste es realmente el que le sirve al niño y si está bien sujeto a las sillas del vehículo. Un sistema de retención no asegurado aumentará los riesgos de sufrir lesiones".

LOS SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL (SRI)
Hay varios tipos de sistemas de retención infantil, su buen uso depende de su edad y de las etapas de crecimiento:
1. Niños de hasta 10 kilogramos: Puede ser una cesta, colocada en los asientos traseros y de forma transversal, asegurado con los cinturones de seguridad. No son tan seguros como las sillas, ya que la posición no es la más ideal para el bebé. Por eso se restringe su uso únicamente para velocidades inferiores a los 60 kilómetros por hora.
2. Niños de hasta 13 kilogramos: la silla debe ir en el asiento trasero y en sentido contrario al de la marcha; soporta niños de hasta de 13 kilogramos de peso.
3. Niños de hasta 18 kilogramos: admite colocación en la parte trasera, mirando hacia el frente. Se asegurará con el cinturón de tres puntos. Admite niños de 1 a 4 años de edad.
4. Niños de 15 a 25 kilogramos: los niños entre 3 y 6 años de edad pueden utilizar una silla con respaldo ubicada en el asiento trasero del vehículo, de frente, que les permita usar el cinturón del vehículo, cuidando que este no quede sobre el abdomen sino sobre la cadera.
5. Niños de 22 a 36 kilogramos: de 6 a 12 años de edad deben utilizar un cojín elevador, que se coloca de frente, de modo que permita usar el cinturón del vehículo sobre la clavícula y la cadera del niño.

Fuente: Cesvi Colombia


¿CÓMO ESCOGER EL SISTEMA DE RETENCION INFANTIL?
Busque la etiqueta de homologación del dispositivo, que es la garantía para estar seguro de que cumple las normas exigidas de seguridad.

Compruebe que la silla está en perfecto estado.

Al comprarlo, lleve consigo el manual del vehículo, donde viene indicado el sistema de anclaje. De esta manera le será más fácil escoger el sistema adecuado.

Antes de comprar una silla infantil, conviene comprobar que se tiene una instalación firme y sin complicaciones en el vehículo en donde se vaya a utilizar.

Cada silla está diseñada para ofrecer la mayor protección, según la edad y el peso de los niños. Una silla demasiado grande o demasiado pequeña puede provocar un mal funcionamiento.
Fuente: Cesvi Colombia


RECOMENDACIONES DE LOS EXPERTOS
Nunca use la silla en los asientos de adelante, en especial si el vehículo tiene bolsa de aire (airbag), ya que al activarse podría causar lesiones graves para el niño.

No ponga en marcha el vehículo hasta que el niño esté bien sujeto. Él debe entender que su seguridad no es un castigo, sino lo mejor para su bienestar.

El asiento de seguridad para bebés debe estar reclinado en un ángulo de -aproximadamente- 45 grados. Si la forma del asiento se lo impide, utilice una toalla o un accesorio para obtener dicho ángulo.

Si quiere cubrir al niño con alguna manta o similar, hágalo por encima del arnés y no por dentro, ya que limitaría una eficaz retención del bebé.

Nunca viaje con el niño en brazos ni comparta el cinturón de seguridad con él, tenga en cuenta que, por ejemplo, a 60 kph, el peso del niño se multiplicará 60 veces, lo que hará imposible que usted lo sostenga; saldrá irremediablemente disparado con las consecuentes lesiones.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.