Citroën trabaja en una nueva era del confort

Con el programa Citroën Advanced Comfort la marca francesa busca reinventar la comodidad a bordo de los automóviles. ¿Funcionará?

Redacción Vehículos

12:52 p.m. 20 de junio del 2016
Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

La suspensión hidroneumática se convirtió en uno de los sistemas característicos de Citroën desde que fue presentada en 1955 con el DS. Implementando esferas con nitrógeno a alta presión en cada una de las ruedas, que permitían una mejor amortiguación y variar la altura del vehículo, sin duda fue un hito que distinguió a la marca francesa.

No fue de extrañar entonces la sorpresa y hasta rechazo de sus seguidores cuando anunció el año pasado que dejaría de producir e incorporar este esquema en sus vehículos, pero el sentimiento podría nuevamente dar un giro de 180 grados ahora que confirmó que está trabajando en una nueva generación de ese sistema. O en una nueva era del confort, como lo espera la marca.

El programa se llama Citroën Advanced Comfort y en lugar de centrarse únicamente en la suspensión integra varios elementos de la construcción del vehículo, proceso para el que han presentado patentes para más de 30 desarrollos tecnológicos.

De acuerdo a la marca, el objetivo fue enfrentado teniendo en cuenta las tres etapas que según ellos ocurren cuando el auto pasa por un bache o desnivel: la suspensión absorbe el golpe, las vibraciones son transferidas a la carrocería y luego estas son sentidas por los pasajeros a través de las sillas. Para cada uno de esos pasos se creó una solución.

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Comenzando por la suspensión, el nuevo desarrollo agrega a las suspensiones convencionales compuestas por un amortiguador, un espiral y un tope mecánico, dos nuevos topes hidráulicos, uno para el rebote y otro para la compresión. De esta forma en compresiones y rebotes fuertes los nuevos topes absorben la energía, pero en vez de ‘devolverla’, como lo haría un sistema convencional, la disipan para que no se transfiera a la cabina.

Adicionalmente, la construcción de la carrocería también cuenta con algunos desarrollos para colaborar en la ecuación. Las diferentes partes de esta son unidas con una línea discontinua de adhesivo y donde esta se interrumpe se utiliza una soldadura eléctrica.

Según Citroën esto provee una mejora del 20 por ciento en rigidez, lo que reduce las vibraciones, no se incurre en un peso adicional y se reduce el costo total de soldadura, lo que permitirá utilizar esta técnica en todos los vehículos de la marca.

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Finalmente, lo que terminan por sentir los pasajeros fue tratado a través de las sillas, por lo que la marca se basó en la industria de las camas, en la que se han desarrollado los materiales con memoria. La idea es que cada silla se ajuste a las necesidades, sean soporte o comodidad, y a través de capas de espuma texturizada, viscoelástica y de poliuretano, se ajusten también a la forma corporal de cada pasajero.

“Estas innovaciones reafirman toda la experiencia de Citroën en cuanto al confort. Se hizo énfasis en que gradualmente todas ellas sean aplicables en todo el rango de modelos Citroën sin importar su precio. Este vehículo de demostración es solo una parte de la investigación liderada por el fabricante para ofrecerle a los clientes un nivel de confort sin igual en el mercado”.

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

Citroën Advanced Comfort, para reinventar la comodidad a bordo

¿Y sí funciona?

Concretamente, sí. Según Steve Cropley, editor de Autocar (Reino Unido), y quien tuvo la oportunidad de realizar una breve prueba sobre un Citroën Cactus armado con estos nuevos desarrollos, la diferencia respecto al modelo convencional “fue enorme. Cualquiera la habría notado”.

Si bien aún hay vacíos propios de un prototipo (resaltos a cierta velocidad ocasionaban más balanceos de lo normal, al igual que en frenadas repentinas), Cropley destacó la comodidad y soporte de las sillas, la carencia de vibraciones extrañas y una marcha general relajada, dando como resultado un vehículo “lleno de promesa”.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.