Ciudadanos manifiestan inconformidad con actitud de la Policía

Propietarios de automóviles denuncian operativos con grúas a media noche.

Redacción Motor

08:55 p.m. 01 de febrero del 2013

El ingreso de nuevos vehículos a Bogotá, que es inversamente proporcional al desarrollo de la infraestructura vial, está ocasionando otros problemas, más allá de los diarios trancones.

El problema tiene que ver con la falta de parqueaderos en edificios y conjuntos residenciales, en los que sus residentes tienen más de un vehículo, o no hay parqueaderos suficientes.

En la capital se matriculan en promedio cada año, unos 120 mil vehículos nuevos. El año pasado se vendieron más de 311 mil unidades en todo el país y en Bogotá se matriculó el 37, 3 de los carros vendidos.

Ante la falta de parqueaderos, las mensualidades en algunos, cuando los hay, se han incrementado hasta en un 100 por ciento; o los dueños no tienen otra alternativa que dejar en las noches sus carros en la calles porque tampoco hay cupo en las plazas de visitantes.

Malestar con la policía
Aparte del riesgo de robo de los carros, como lo contaron varios lectores a esta sección, la policía de tránsito está haciendo operativos a la media noche. Es claro que es prohibido dejar carros en las vías públicas, pero, agrega un residente de Suba, ¿Por qué hacerlo si en el día otro tipo de vehículos invaden las calles sin que las autoridades hagan algo?

Esas quejas apuntan especialmente a los taxis, carros repartidores y transportadores de valores, que en plena hora pico ocupan un carril de las vías ocasionando grandes trancones.

Los puntos más neurálgicos están en los puentes peatonales de las troncales de Transmilenio, en donde los taxistas se parquean y esperan su 'turno' para recoger pasajeros; en clínicas como la de Colsubsidio de la calle 67 con carrera 11, y en la Cardioinfantil; o almacenes de grandes de superficies como el Exito de la calle 53 con Caracas. O los colectivos de Soacha que se tomaron la oreja sur-occidental de la calle 80 con Avenida 68. Y no pasa nada con estos conductores. Las cifras oficiales hablan por sí solas: El año pasado a los particulares les impusieron 194.030 comparendos, y a los de servicio público, 48.433 comparendos.

Otra de las quejas tiene que ver con los controles de velocidad los domingos. "En el sector de Gratamira, los policías se esconden en el paradero y el puente peatonal, desde las 6 o 7 de la mañana. Lo curioso es que entre semana, cuando esa vía está congestionada no se ve un solo agente de tránsito", dice un residente.

Así, la compleja situación de movilidad en la ciudad empeora, sin que hasta la fecha se tomen decisiones para poner orden en las calles.

Falta de cultura ciudadana': Policía
El coronel John Rodríguez, comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, respondió las inquietudes de los lectores de Vehículos, quienes tienen la percepción de que la policía tiene 'mano blanda' con el servicio público.

Rodríguez sostuvo que la institución trabaja en operativos para controlar taxis y buses que invaden las vías, no obstante, las cifras indican que por cada tres autos particualres sancionados por estacionar en sitios prohíbidos, solamente se multa a uno de servicio público. Y atribuyó la problemática de los taxis cerca a los puentes peatonales de Transmilenio a "la falta de cultura ciudadana de parte de conductores y pasajeros, quienes no cumplen con las normas de tránsito".

En cuanto a los reclamos por controles de velocidad, aseguró que todos se ciñen al ordenamiento legal. "Obedecen a los diferentes diagnósticos que realiza la policía de tránsito de Bogotá, que identifica los sitios con mayor afectación en materia de accidentalidad, dentro de los que se destaca el sector de Gratamira (...) para el desarrollo de estos planes (retenes) se adopta el protocolo de puesto de control que tiene la institución". Y agregó que la Ley no cita "que se tenga que demarcar las zonas identificadas como control de velocidad".

Sobre los operativos nocturnos en barrios de la ciudad, Rodríguez dijo que estos se hacen por "solicitudes elevadas por los ciudadanos en donde por medio de mecanismos como el derecho de petición, exigen la presencia de la autoridad donde el estacionamiento es indebido".

En cuanto a la ausencia de agentes en las calles, explicó que la policía le da prioridad a los sitios que requieren presencia para la regulación del tránsito especialmente en horas pico, a las vías con mayor volumen vehicular.

Con relación a los vehículos de servicio público de Soacha, aclaró que están autorizados a prestar el servicio desde ese municipio hasta la calle 80, pero "algunos conductores aprovechan para ocupar indebidamente el espacio público", pero que se están realizando operativos para el control a esta infracción.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.