Ciudades podrían regular su parque automotor

El viceministro de Transporte puntualiza detalles de la propuesta del Gobierno para "racionalizar" el uso del auto particular.

Redacción Motor

08:29 p.m. 30 de septiembre del 2011

"Varias voces se han escuchado alrededor de las propuestas de reforma legal y reglamentaria que se encuentra estudiando el Gobierno Nacional sobre la racionalización del uso del automóvil particular.

Es necesario el debate en este importante rediseño de las políticas públicas de movilidad urbana.

Sólo las sociedades más avanzadas y desarrolladas han llegado a dar este debate y Colombia está muy a tiempo para hacerlo.

El resultado tendrá profundas implicaciones en la calidad de vida, desarrollo económico y competitividad de nuestras ciudades, así como en el modelo de sociedad que queremos en nuestro camino a la prosperidad.

El país ya ha dado un paso gigantesco, como resultado de un ejercicio de debate democrático, con la inclusión en la Ley 1450 de 2011 (Plan Nacional de Desarrollo) de la facultad legal para reglamentar los sistemas de cobro por congestión y contaminación urbana.

El siguiente paso consistirá en la reforma al impuesto unificado de vehículos, la cual encontrará un escenario ideal en el marco del debate sobre la reforma a los impuestos de los combustibles.

Más que facultades para regular el ingreso de vehículos particulares, medida que se estaba analizando en la actual reforma al Código Nacional de Tránsito, se busca generar las condiciones para que las ciudades puedan tener políticas diferenciales de administración de la demanda, como será el requisito de demostrar prueba de residencia para el registro de vehículos en cada ciudad.

La regulación del ingreso de vehículos particulares es una medida extrema que solo Shangai (entre 2002 a 2008 su parque de automóviles particulares se multiplicó por 25) y Singapur se vieron obligados a tomar, pero que Colombia no tendría ninguna necesidad de adoptar si las adecuadas políticas son tomadas a tiempo.

La necesidad de tener estos cobros, por las externalidades que se producen al consumir recursos escasos como el espacio vial urbano y el aire limpio en ciudades, no es caprichosa.

Resulta necesaria para poder ganar la carrera a ese acelerado proceso de motorización que ha iniciado Colombia. Y esta carrera sólo se ganará si las ciudades cuentan con recursos (adicionales a los ya limitados e inflexibles presupuestos de inversión) para financiar rápidamente extensas, modernas y cómodas redes integradas de transporte público masivo, que representen una verdadera alternativa para la movilidad urbana diaria.

Es importante aclarar que el Gobierno Nacional no busca producir un frenazo a la industria automotriz. Por el contrario, coordinadamente entre varios Ministerios se viene apoyando un importante programa de transformación productiva para el sector de autopartes y ensamble de vehículos.

Este programa busca posicionar a la industria automotriz colombiana como líder en exportaciones regionales del sector. El Ministerio de Transporte se ha unido a este esfuerzo y contribuirá para que los aspectos de innovación e investigación y desarrollo bajo el programa se enfoquen en la especialización de tecnologías limpias de cero emisiones y en elementos de seguridad de los vehículos."

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.