El Club colombiano de automóviles antiguos y clásicos cumplió 55 años

El Clac cumplió las Bodas de Esmeralda el pasado viernes y actualmente pertenece a la Federación de Automóviles Antiguos y Clásicos, entidad que agrupa este tipo de clubes en todo el país.

Redacción Motor

06:48 p.m. 30 de noviembre del 2012

El entusiasmo y gusto por la conservación y la restauración de carros con historia llevó a Hernán Tovar, Antonio Durana Samper, Víctor Cock de la Torre, Jorge Cortés Boschell, Eduardo Chail Vélez, Eduardo Restrepo Ortega, Enrique Otero Luna, Jorge Reynolds Pombo y Jame Suárez a fundar, el 24 de noviembre de 1957, el Club colombiano de automóviles antiguos y clásicos (Clac).

De allá para acá ha pasado mucho agua bajo el puente: Clac obtuvo el apoyo del Automóvil Club de Colombia a través de la vinculación, como socios, de Mario Rico Torres, Tomás Steuer y Enrique Andrade Lleras y, tiempo después, se vinculó al Classic Car Club of America, organización estadounidense, 'gurú' de los viejitos bien tenidos y poseedora de la 'biblia' en la que se basan nuestros expertos para calificar los autos colombianos con pretensiones.

Más adelante fue exaltada esta afición a través de la resolución 019199 del 2002, en donde los automóviles viejos quedaron oficialmente clasificados en dos categorías para rodar con placas especiales por todo el territorio nacional.

Se estableció que el carro 'antiguo' debe ser un 75 por ciento original y tener 35 años o más de edad, mientras que el 'clásico' es reconocido como tal porque tiene más de 50 años de antigüedad, fue adelantado para su época y tiene mejoras sustanciales. Es un vehículo especial y único, que merece un tratamiento diferente.

En Estados Unidos se contempla una tercera categoría, eliminada por las autoridades colombianas, llamada 'de interés especial': allí clasifican los vehículos que aún no han cumplido la 'edad de merecer', pero que son de producción especial o limitada. En Colombia deben esperar a su cumpleaños 35 si quieren que se les tenga en cuenta.

Hoy, el Clac es presidido por Robert Moore Uribe y pertenece a la Federación de Automóviles Antiguos y Clásicos, entidad que agrupa este tipo de clubes en todo el país.

El próximo sábado, otro ágape
El 8 de diciembre fue decretado como el 'Día del vehículo clásico y antiguo' en Bogotá, jornada que siempre cuenta con espectaculares ejemplares que realizan desfiles por diferentes sitios de la ciudad y sus alrededores.
Desfiles similares se organizan en el marco de la Feria de las Flores, en agosto, en donde les rinden homenaje a los 'venerables' paisas.

Con sede propia
El Clac cuenta con una sede propia en el Centro Empresarial Ilarco. Allí ofrece varios servicios a los interesados, como:
Tramitación de las placas que distinguen a los autos como antiguos o clásicos.
Análisis de las solicitudes de importación de vehículos antiguos al país, como curadores del Ministerio de Transporte, el Runt, el Sim y el Ministerio de Relaciones Exteriores.
Apoyo a quines emprenden nuevas restauraciones de vehículos, a través de una extensa biblioteca.

Así los califican
Para clasificar los carros entre antiguos y clásicos, el Ministerio de Transporte, con la ayuda de la Federación de Antiguos y Clásicos de Colombia, diseñó una ficha técnica a la que tienen que acogerse todos los clubes avalados por él, para certificarlos.
Cada ítem del cuestionario de evaluación tiene un valor diferente y si, al sumarlos, el auto obtiene 75 puntos sobre 100, se autoriza la placa de 'antiguo': aspectos como el motor, la electricidad, la transmisión, el chasís, las ruedas, la latonería, la ebanistería, la pintura, el cromado, el interior y la tapicería son mirados con lupa y si el vehículo no logra el puntaje mínimo, se le dan al dueño una serie de recomendaciones para que corrija las fallas y vuelva a presentarlo.

Crece la cultura del clásico y antiguo
De nueve entusiastas, el Clac pasó a 120 en estos 55 años de existencia, con vehículos que se deben ceñir a los estándares dictados desde afuera y hacia adentro del país para poder codearse con otros de su especie.

¿Para qué la placa?
Además del valor sentimental y el pasado histórico que delatan sus placas, los automóviles antiguos o clásicos tienen un régimen impositivo especial, aunque están obligados a portar el Soat.
Art. 6, Resolución 019199 del 2002: "Los automóviles registrados como Antiguos o Clásicos deberán portar en sus desplazamientos el Soat, de acuerdo con las exigencias establecidas (...)".
Art. 9: "El impuesto de automotores de vehículos Antiguos o Clásicos se liquidará por el 50 por ciento del avalúo comercial fijado para los vehículos de más de 20 años (...)".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.