Colección aviones comerciales del mundo

767-300ER es la variante más numerosa de la familia 767, que completa más de mil unidades fabricadas. Fue bautizada en 1986 y al poco tiempo obtuvo su aprobación.

Redacción Motor

09:39 p.m. 14 de octubre del 2011

En los años 70, Boeing tenía como objetivo optimizar todas las opciones en materia de aeronaves. Bajo el criterio de desarrollar aviones comerciales para media y larga distancia equipados con los motores turbofan de última generación, nuevos materiales y sistemas, pudo encarar en paralelo dos de los diseños más emblemáticos de los últimos tiempos, los birreactores 757 y 767.

Aunque apuntaron a objetivos diferentes, estos dos modelos tuvieron buena cantidad de elementos comunes. La célula original del 767 voló por primera vez en 1981, y en 1985 recibió su aprobación para vuelos transatlánticos.

La versión para rango extendido 767-300ER tuvo su bautizo en 1986 y al poco tiempo obtuvo aprobación, no sólo para cruzar el Atlántico, sino también el Pacífico, gracias a una autonomía de vuelo de más de 11 mil kilómetros.

En comparación con la versión 300, la ER tiene mayor capacidad en sus tanques de combustible (91 mil litros contra 63 mil) y presenta un nuevo diseño de alerones que le proporciona una mejora del orden del 6,5 por ciento en el consumo de combustible, sin modificar sus características de vuelo.

En el 2008 los Boeing 767, principalmente los de la serie 300ER, fueron equipados con winglets, pequeños apéndices verticales al final de las alas, para optimizar el consumo de combustible. Las primeras compañías en acondicionar sus aeronaves fueron LAN Chile y American Airlines.

Este viernes con EL TIEMPO
Adquiera este avión en librerías, almacenes de cadena, expendios y centros de ventas de nuestra casa editorial, el viernes 21 de octubre, recortando el cupón que aparecerá en EL TIEMPO, más 12.900 pesos.

 


 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.