Colección Buses del Mundo trae el colectivo gaucho

El transporte en Argentina se basa en una gran red de carreteras, la mayoría de doble carril, que completan aproximadamente 230 mil km, por los que circulan casi 10 millones de vehículos registrados.

Redacción Motor

05:52 a.m. 18 de julio del 2014

El transporte de pasajeros consiste en autobuses interurbanos de tres tipos: el regular (el más utilizado), el de ‘semicama’, con asientos reclinables, y el de cama, que permite desplegar los asientos hacia una posición casi horizontal.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Mercedes-Benz abrió fábricas en Argentina y sus modelos empezaron a popularizarse entre las empresas de colectivos, como el 1960 que rueda en esta colección.

Más tarde, hacia 1989, prácticamente todos los autobuses tenían chasís de la marca alemana y la capacidad de pasajeros ha ido aumentando a lo largo de los años mediante la utilización de carrocerías más grandes, pero sacrificando espacio vital.

Cada autobús va decorado de acuerdo con la línea de su compañía. Generalmente es muy abundante en colorido, aunque puede ser sobria si se utiliza para otros servicios, como el traslado de turistas o de entidades oficiales o privadas.

Como en la gran mayoría de los autobuses en el mundo, en la parte superior frontal tiene una pantalla luminosa que indica el destino de su ruta o el número de línea al que pertenece.

La puerta de entrada en el lado izquierdo permite al conductor controlar el acceso de los pasajeros y cobrarles con facilidad el pasaje.

La salida se hace generalmente por el lado derecho del vehículo.

Reclámelo hoy jueves

Para obtener este modelo de Mercedes-Benz de Argentina, recorte el cupón que aparecerá hoy 24 de julio en EL TIEMPO, más 14.900 pesos, y reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.