En Colombia, un nicho para cada tipo de 'camioneta'

Las 'pick up' son los camperos de hoy, mientras que los utilitarios se volvieron carros de ciudad. Las 4x4 atraen a los que necesitan 'trepar'.

Redacción Motor

05:11 a.m. 08 de marzo del 2013

A lado de los pequeños vehículos urbanos con ínfulas de camioneta ruedan otros más grandes y fornidos, los mismos que, en otras épocas, eran reconocidos como 'los 4x4' de tal o cual marca, pero que hoy compiten de tú a tú con autos de otra índole gracias a que se ofrecen con motores más pequeños y, muy importante, con transmisión sencilla ó 4x2.

De ahí que, en este subsegmento, rueden marcas 4x4 de kilates, como Toyota, Nissan, Jeep y Dodge, y otras con menos historia en este tipo de vehículos, pero con modelos 4x2 de muy buena factura y precio, como Hyundai y KIA.

"La Nissan Qashqai es uno de nuestros productos insignia en innovación y diseño, y por eso sigue siendo la preferida (de nuestros consumidores) -asegura Juan Carlos López, gerente de mercadeo y ventas de Dinissan-. Presta los servicios de un automóvil pero con la fuerza, altura y resistencia de una SUV para las calles y carreteras de Colombia".

Esta camioneta la ofrece la marca japonesa en las versiones 4x2 y 4x4, al igual que la X-Trail, mientras que la nueva Juke llega al país con caja manual y transmisión 4x2, aunque por fuera se ofrece también con 'secuencial' y tracción en las cuatro ruedas.
KIA y Hyundai también ofrecen toda una gama de motores y equipamientos para sus exitosos modelos Sportage Revolution y Tucson. "La Sportage es, indiscutiblemente, icónico en KIA -dice Iván Peña, gerente general de Metrokia-. Desde los inicios de la marca, se distinguió por ser un SUV diferente que planteaba lo que hoy llaman 'urbano', es decir, un auto menos rudo y más cómodo".

Visto así, estas camionetas, como las 4x2 Fortuner de Toyota, Journey de Dodge, Captiva Sport de Chevrolet o Compass de Jeep, se están convirtiendo en una opción de movilidad dentro de las ciudades pues, como lo describe Humberto Gómez, vicepresidente comercial de Colmotores, "los consumidores buscan proyectar su imagen de éxito a través de lo que manejan y es por esto que necesitan vehículos robustos, seguros, dinámicos y con un alto grado de equipamiento".

Sin contar con la seguridad que les brinda frente a los miles de kilómetros de calles y carreteras colombianas en mal estado, especialmente a las mujeres, que representan más del 43 por ciento de los compradores de este tipo de vehículos, según cifras de Dinissan.

Colombia se movía en rústico
Los camperos llegan al país con el Willys de los años 50 y luego con el Toyota 'caresapo', el Nissan Patrol, el Aro Carpati y los rusos Lada y Gaz. GM barrió luego con Trooper y Mitsubishi con el Montero.

Para bajar a la finca
Para las generaciones pasadas, vehículos como el Nissan Patrol, el Toyota FJ, el Suzuki SJ, el Lada o el Jeep Commander eran calve para 'bajar cómodamente' a la finca con toda la familia, incluido el perro, los bultos de cemento y el mercado del fin de semana.

Todos estos servicios los están prestando las 'pick up' de hoy, que se venden con doble cabina, motores de última generación y todo el espacio y la comodidad para enfrentar caminos difíciles.
Este segmento ocupó el 9,2 por ciento del total de las ventas de vehículos en el 2012 y, aunque se ha visto afectado por el alza de los impuestos, sigue siendo la herramienta ideal para las familias con finca, tal como lo fueron los 'camperos' en su época.

Algunas SUV con opción 4x4 y 4x2
BMW X1.
Chevrolet Captiva.
Dodge Journey.
Ford Escape.
Great Wall Haval 3.
Haima 7.
Honda CRV.
Hyundai Santa Fe (diésel y gasolina).
Hyundai Tucson.
JAC Rein.
KIA Sportage Revolution.
Mazda CX7.
Mini Cooper Countryman.
Mitsubishi ASX.
Nissan Qashqai.
Nissan Xtrail.
Nissan Juke.
Renault Koleos.
Toyota Fortuner.
Ssangyong Actyon.
Ssangyong Kyron.
Ssangyong Korando.
ZNA Oting.
Zotye Nómada.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.