Colombia sigue vendiendo poco a pesar de las 220 mil unidades que se venderán este año

Según expertos, los impuestos, el pico y placa, los precios de los combustibles, entre otros, son determinantes para que el sector continúe 'dormido' respecto a los países vecinos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 08 de octubre del 2010

A pesar de que en los últimos años se ha presentado años récord en ventas y el ingreso per cápita va en ascenso, Colombia sigue mostrando un bajo índice de motorización frente al promedio del resto de países de Latinoamérica.

Así lo muestra el Índice de Motorización del 2009 de la Asociación Latinoamericana de Distribuidores de Automotores (Aladda) que mide una población de 512,8 millones de habitantes y ventas anuales por 5'070.013 vehículos (excluyendo motos).

Lo anterior arroja  9,9 unidades por cada 1.000 habitantes en la región y en Colombia de 4,1, lo que según el presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), Oliverio Enrique García, se debe a los altos precios que el consumidor paga por el bien y las restricciones comerciales vigentes en nuestro país.

El país que presentó el mejor acceso de la población al vehículo el año pasado fue Brasil con 15,7 por cada 1.000 habitantes, seguido por Argentina, con 12,8 y Chile, con 10,7,  lo que demuestra el buen momento que están pasando sus industrias automotrices.

Sin embargo, es probable que Colombia tenga una mejoría este año en el indicador, pues el año pasado el mercado cayó cerca del 16 por ciento, hasta 185.128 unidades, y este año se prevé una recuperación a 220.000 unidades. Es decir que subiría el 4,8 por ciento.

"La baja motorización también resulta una buena oportunidad de crecimiento para nuevos y viejos jugadores del mercado", afirmó recientemente Germán Araneda, gerente de la empresa chilena Derco, que representará en Colombia a las marcas de autos chinos Great Wall y Geely.

García agregó que el arancel de protección del 35 por ciento ad valorem que pagan los vehículos en Colombia es el más alto de la industria y el IVA del 25 por ciento es el mayor de la región (35 por ciento, si el valor FOB es mayor a 30 mil dólares).  El IVA se tasa sobre el arancel, lo cual da un impuesto total del 69 por ciento para automóviles.

Por otro lado, existen muchas restricciones comerciales, como los decretos del 2008 de chatarrización de camiones y camionetas, la ley 1281 de matriculas del 2009 para autos importados, las demoras en trámites para importar vehículos y los costos adicionales en certificados de conformidad de los reglamentos técnicos.

También el Pico y Placa de dos días a la semana en Bogotá (la principal plaza de ventas de vehículos) y los altos precios de los combustibles (etanol y biodiesel) hacen que los vehículos en Colombia sean altamente costosos para el consumidor, lo que afecta la tasa de acceso o el índice de motorización.

"El problema de fondo es que un índice bajo de motorización implícitamente se deriva en una baja tasa de reposición (o mayor obsolescencia del parque vehicular), trayendo consigo un alto costo social para el país en materia de contaminación, accidentalidad y movilidad", puntualizó García.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.