Los colombianos se bajan de la moto: ventas del sector

A pesar de registrar una caída en las ventas durante 2008 y de que durante el primer trimestre de 2009 la situación no mejoró, los compradores habituales siguen siendo los hombres de los estratos 1y 2

Redacción Motor

05:00 a.m. 30 de abril del 2009

Entre los principales resultados que arrojó el cuarto estudio sociodemográfico, que cada año realizan las ensambladoras nacionales de motocicletas, está el que las restricciones que se le imponen a los automóviles particulares, como la medida de 'Pico y placa' durante todo el día en Bogotá, no significaron un aumento en las ventas de este medio de transporte. Es decir, para el propietario de carro la moto no se considera un sustituto para afrontar la restricción.

De esta forma, y en el mismo nivel de descenso en las ventas de los demás vehículos, la venta de motocicletas registró un descenso frente al año pasado del 20.3 por ciento, ya que, y según cifras publicadas por el Ministerio de Industria y Comercio, este año se comercializaron 383 mil motos, cien mil menos que en 2007. Y durante el primer trimestre de este año la situación continua en la misma línea a pesar de que entró en vigencia la ampliación a la restricción vehicular en Bogotá.

Además de los diversos factores económicos, las ensambladoras se quejan de que son las políticas discriminatorias y la mala percepción del motociclista en la vía las que se han sumado como obstáculos al desarrollo de un sector que genera cerca de 1.5 millones de empleos directos e indirectos con la base de que en la actualidad circulan en el país por lo menos 2.6 millones de motos.

Pero no solo las ventas se afectan con las 'persecuciones' que se le hacen a este vehículo, también el desarrollo se esta viendo afectado porque sigue siendo alto el porcentaje de personas que las compran como una herramienta de trabajo y como medio de transporte alcanzando un 64 por ciento del total de compradores. En esta línea, una de las voceras del comité, Leonor Loaiza de Fanalca-Honda, puntualizó que "las motos son aliadas del desarrollo económico e industrial del país y las restricciones afectan a los usuarios, a sus familias y al desarrollo del empleo por lo que se está trabajando más en la educación de los motociclistas para que el gobierno y la sociedad los acepten como actores en la vía".

El estudio también muestra la importancia de las motos en las ciudades pequeñas e intermedias, en donde 1.850.000 motos circulan frente a las 650.000 que lo hacen en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla y las encuestas revelaron que el nivel de escolaridad entre las personas que adquieren moto está incrementándose, con un mayor interés por parte de la población universitaria, mientras que se registró un descenso de 4 puntos porcentuales en la adquisición por parte de mujeres que tuvieron durante 2007 un 25 por ciento de participación en los registros de ventas.

Así mismo, en el marco de la presentación del estudio, el Comité presentó un balance de las acciones de 'Calle Segura' que ha venido realizado en alianza con el Fondo de Prevención Vial para capacitar acerca del uso correcto de los implementos de seguridad, el conocimiento de las normas de tránsito y el mantenimiento de la moto en excelentes condiciones mecánicas, y con las cuales han logrado llegar a cerca de 18 mil motociclistas de todo el país.

** El 42 por ciento de las motos son utilizadas como medio de transporte

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.