Los colombianos son buenos caminantes, pero malos peatones en materia vial

Por primera vez se evalúa la seguridad vial en el país desde la perspectiva de los peatones. Vehículos revela resultados del estudio que hizo Connecta para el Fondo de Prevención Vial.

Redacción Motor

05:00 a.m. 04 de febrero del 2011

¿Cómo se describen los ciudadanos en su rol de peatones? ¿Cuáles son sus comportamientos como peatones? ¿Qué sienten como peatones? ¿Qué riesgos perciben? Estas y otras inquietudes fueron recopiladas y analizadas en el  reciente estudio '¿Todos los caminantes son peatones?' realizado por la firma Connecta para el Fondo de Prevención Vial. 

Al igual que otros estudios hechos por el FPV, como el de conductores, los resultados son sorprendentes, y dan unas pautas que en el futuro pueden sentar las bases para una política pública que involucre a los peatones en asuntos de seguridad vial, ya que casi siempre este tema se aborda desde la perspectiva de los conductores de vehículos. 

Una de las principales conclusiones del estudio es que todos somos peatones, pero no siempre somos conscientes de ello. El 61 por ciento de los colombianos son caminantes habituales, pero al igual que ocurrió con el estudio de los conductores, la mayoría de los entrevistados indicó que tiene una actitud positiva frente al cumplimiento de las normas. (Ver Así nos comportamos en la calle). 

El estudio también revela que el medio de transporte preferido por los colombianos es el carro particular (25 por ciento), y tiene una evaluación más positiva por parte de los encuestados pues lo describen como más agradable y más lejano a aspectos negativos como los robos o la incomodidad. 

Según el documento, el medio de transporte usado con mayor frecuencia es el público (buses, busetas y colectivos) con un 16 por ciento, pero estos generan una evaluación negativa en términos de imagen. Los taxis son preferidos por un 22 por ciento de los encuestados, las motos por el 13 por ciento, Transmilenio, Metrobus y Transmetro son preferidos solamente por el 8 por ciento. 

Más caminantes 

Pero el dato más relevante del estudio es que casi el 70 por ciento de los colombianos camina, "ya sea como medio de transporte principal o como forma de desplazarse a otro medio de transporte". 

A pesar de esa realidad, el estudio deja al desnudo las fallas en el desarrollo de una infraestructura adecuada en las ciudades colombianas, la falta de espacio para los peatones, la señalización casi inexistente o contradictoria, pero además la falta de educación y conocimiento de las normas.  

En este último punto, los encuestados dicen que la mayor fuente de conocimiento viene de los padres, pero ese aprendizaje incluye el 'paquete completo': las normas, cómo violarlas y el proceso de autojustificación para incumplirlas. 

Finalmente, muchos de los encuestados sienten que las normas son solo para los conductores de vehículos y motocicletas, ellos mismo no perciben el riesgo de ser peatones. 

'Caminar es una elección' 

El 59 por ciento de los colombianos camina aunque tenga la opción de usar otro medio de transporte 

Según el estudio del Fondo de Prevención Vial (FPV) una persona usa entre 2 y 3 medios para su movilización. Por eso se identificaron cuatro perfiles de usuarios: los que solo usan el transporte público, 44 por ciento; los que solo usan transporte particular, 14 por ciento; mixto (transporte público y particular), 37 por ciento; y los que solo camina, 4 por ciento. 

Y si bien solamente el 39 por ciento de los encuestados respondió que suele caminar como alternativa de transporte, al presentar posibilidades de respuestas el 61 por ciento cayó en la cuenta de que también caminan cuando hay la necesidad de desplazarse para tomar otro medio de transporte. 

En términos generales se reporta que caminar es una elección. El 59 por ciento camina por decisión propia aunque tenga la opción de usar otros medios. El 24 por ciento porque es la única opción que tiene para algunas de las rutas; el 4 por ciento porque no tiene recursos y el 13 por ciento por razones particulares de salud. 

En promedio se destina un poco más de una hora al día para caminar, tiempo que se reparte entre 3 y 4 trayectos. El estudio indica que al 77 por ciento de la gente le agrada caminar. Esa actitud es más positiva en Cali y entre los adultos, y menos positiva en Cúcuta y Barranquilla, probablemente asociada al factor clima.

Lo positivo y lo negativo de caminar 

Entre los entrevistados la opción de caminar es elegida porque representa un ejercicio. La salud y liberarse del estrés son los principales motivadores, pero también se asocia a emociones positivas como libertad, descanso físico y mental y la de conocer nuevas cosas. 

A pie la ciudad se ve distinta, aunque también se ven cosas negativas, la inseguridad y los robos son los grandes problemas. Y no tienen mucho impacto en la gente los accidentes de tránsito. 

Así, en lo positivo, el 54 por ciento dice que caminar es bueno para la salud; como ejercicio, 34 por ciento; por cambio de rutina o conocer, 11 por ciento; baja el estrés, 8 por ciento; por economía, 6 por ciento; para respirar aire puro, 6 por ciento; por compartir con la gente, 4 por ciento; disfrutar el paisaje, 4 por ciento. 

En la  parte negativa de caminar, el 25 por ciento lo asocia con el cansancio, sudor; 24 por ciento a la inseguridad; al calor y al clima, 22 por ciento; se demora mucho en los recorridos, 4 por ciento y por trayectos largos o pereza, 4 por ciento. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.