Comienzo del Runt: un trancón de más de 15 mil trámites

Tras 10 días de operación, el sistema no arranca. Organismos de tránsito le piden al Ministerio de Transporte suspender el registro hasta que se garantice su funcionamiento. Procuraduría investigará.

Redacción Motor

05:00 a.m. 13 de noviembre del 2009

Esta semana, alguien comparó al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), con un carro nuevo, que no tiene gasolina. Con el pasar de los días, a ese carro nuevo no solo le falta el combustible para andar. También le faltan las llantas y tampoco tiene dirección. Ese carro nuevo, que empezó a rodar el pasado 3 de noviembre, se quedó varado en la mitad de la vía y detrás dejó pérdidas económicas, un trancón de más de 15 mil trámites en todo el país y a miles de usuarios desesperados por la inoperancia del sistema.

En medio del caos, de las criticas de los usuarios, y de los organismos de tránsito, al ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, no le quedó otro camino que suspender el Runt para evitar más perjuicuios a los usuarios. Gallego dio, además, tres meses de plazo para que los trámites se sigan haciendo 'a la antigua', es decir, con los documentos físicos.

El reversazo del Ministro se dio justo cuando el contralor, Julio César Turbay, alertaba por posibles demandas al Estado que podrían afectar el patrimonio público; cuando en el Congreso empezaba a correr el rumor de una moción de censura en contra de Gallego, y el malestar de los usuarios amenazaba con salirse de madre en las oficinas de tránsito, que en el caso de Bogotá, no les quedó más remedio que cerrar sus puertas al público.

Soluciones a medias

El pasado sábado el Ministerio expidió una resolución para que los concesionarios pudieran matricular los carros nuevos, que eran cerca de cinco mil en ese momento en todo el país. Pero hasta el jueves, la medida no había funcionado.

"Continuamos con la situación de bloqueo de trámites de vehículos. No se puede matricular. No se puede hacer traspasos. Las ventas están congeladas. A los clientes del mes pasado no se les ha podido entregar el vehículo. No se pueden hacer nuevos negocios. La situación de todo el sector automotor colombiano es muy complicada", aseguró Eduar González de Marcali.

Y para otros trámites, como la expedición de licencias, la gerente de la Concesión Runt S.A., María Elvira Pérez, dijo que los ciudadanos se podrían acercar a los organismos de tránsito y hacer los trámites normales, pero que en el caso de las licencias, al usuario le expedirán un certificado de licencia de conducción provisional, con validez hasta el 31 de diciembre.

Pero esa solución deja muchas inquietudes: ¿Las autoridades de tránsito aceptarán esas licencias provisionales? ¿Funcionará el sistema el 31 de diciembre? ¿Qué pasa si me voy de vacaciones en diciembre? ¿Me entregan la licencia definitiva en donde me encuentre?

Estas son algunas inquietudes planteadas por lectores de Vehículos. Daños y perjuicios Otro punto que los colombianos no entienden es cómo se puso en servicio un sistema que dejó al descubierto fallas tan protuberantes por las que nadie responde, pero que sí tienen que asumir los usuarios.

El jueves, en Bogotá, una ciudad en la que a diario se realizan unos 3 mil trámites de tránsito en las dependencias de Servicios Integrales para la Movilidad (SIM), tan solo se había podido dar cumplimiento a una diligencia.

"Me inscribí en el Runt y presenté el examen médico, pero no hay forma que me reciban la solicitud, todos los días me dicen que el sistema esta caído", se queja un usuario de eltiempo.com.

El miércoles, cuando arrancó de forma intermitente el sistema se pudieron hacer tan solo 723 matrículas iniciales. Bogotá concentra el mayor número de ventas de vehículos del país, el 45 por ciento de los nuevos se venden en la capital, es decir, cerca de 7.000.

Pero por culpa de las fallas, los carros siguen en los concesionarios porque no les asignan placas, las compañías financieras y bancos con la plata guardada pues no la entregan hasta no tener la tarjeta de propiedad y los compradores, que ya pagaron o dieron la cuota inicial de su auto, continúan a pie.

Del otro lado están miles de conductores varados. Manuel Tovar, un taxista, quien extravió su licencia, y José Rodríguez, un desempleado que logró conseguir empleo manejando una camioneta, son solo dos víctimas de las afectadas por el caos con el Runt.

El primero lleva 10 días sin poder trabajar y el segundo a punto de perder la oportunidad que le llegó pues no ha podido sacar su licencia. El trancón del Runt es tan delicado que en Medellín, las escuelas de conducción organizaron el jueves una marcha de protesta en contra del Runt, pues aseguran que "el sistema no los deja trabajar".

Ayer viernes el trancón seguía en las oficinas de tránsito, mientras el Ministro y la Directora del Runt continuaban analizando una a una las fallas y las responsabilidades de la fallida puesta en operación del sistema.

De nada sirvió la caótica experiencia de la autodeclaración, proceso que colapsó en Internet cuando miles de colombianos intentaron cumplir con ese trámite.

El sentido común indica, que ante un proceso de tal envergadura como la implementación del Runt, se debió superar primero un periodo de prueba de los sistemas y equipos y verificar el funcionamiento de toda la plataforma de los servidores.

En todo caso, la respuesta de la Concesión a lo largo de estos días es que ellos no tienen fallas y atribuyeron los 'tropiezos' a que las escuelas de conducción, concesionarios, y centros de diagnóstico automotor, entre otros actores del sistema, "no habían enviado la información".

Sin embargo, representantes de estos actores del Runt le dijeron a Vehículos que a ellos les están 'achacando una responsabilidad que no les corresponde". De hecho, en un comunicado firmado por varios de ellos, consideraron "que el desempeño inapropiado del sistema tiene su origen en la imprevisión del Ministerio de Transporte".

Los organismos de tránsito del país también le enviaron una carta al ministro Andrés Uriel Gallego en la cual piden medidas urgentes e inmediatas para poner fin al caos y desentrañar el lío de los trámites generado por la entrada en operación del Runt.

Las Secretarías de Tránsito de ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Santa Marta le pidieron a Gallego suspender el Registro Único Nacional de Tránsito Runt hasta cuando esté garantizado su funcionamiento. Y ayer, la Asociación de Compañías de Financiamiento, en un comunicado señaló que "al no poderse registrar las transferencias ni ningún otro acto jurídico en el Runt, se ha generado desorden y la consiguiente incertidumbre entre los clientes quienes tienen la percepción de que el incumplimiento o la imposibilidad de entregar los vehículos se origina en los concesionarios o las entidades financieras".

Es innegable que el Runt fue concebido como una herramienta fundamental para agilizar los trámites y poner al país un paso adelante en el manejo de un renglón tan importante de la economía como el transporte.

Y de paso, poner fin, al menos en teoría, a ese escabroso mundo de corrupción que se mueve en los alredededores de las oficinas de tránsito. La pregunta que queda flotando en el ambiente es: ¿Funcionará de forma definitiva dentro de tres meses? 
 
'Tres meses más de vagabunderías': Andrés Uriel Gallego
 
Después de varios días de silencio, el jueves pasado el Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, hizo la siguiente declaración sobre el Runt en la Casa de Nariño que transcribimos textualmente:
 
"El Runt es una decisión de Estado y de modernización del trasporte que tiene que salir adelante, y lo tenemos que sacar entre todos adelante o seguirán las cosas como hoy: gravísimas, poco transparentes, con corrupción, con intermediación. El Runt elimina eso, y mucha gente no quiere.

Hoy al Runt le está funcionando bien lo del Soat, que había ilegalidad; está funcionando bien la información de los centros de diagnóstico, los CDA; tenemos problemas con el procesamiento de matrícula inicial y tenemos problemas con unos trámites en organismos de tránsito.

Vamos a dar un tiempo de espera para que no sufra el usuario.
Y vamos a buscar que todos los organismos de tránsito donde tenemos algunos inconvenientes por el servidor tecnológico que tienen los organismos de tránsito, acompañándolos para que vayan, progresiva pero rápidamente, haciendo toda la tramitación a través del Runt.

Si no logramos eso, con la plataforma tecnológica gigantesca que ya tiene el Runt, toda esa tramitación y toda la corrupción que hay alrededor de la tramitación de papelería de tránsito seguirá.
Tenemos, ustedes tienen que ayudarnos a que eso salga adelante.
Hay mucha gente, mucha, mucha, interesada en que eso no funcione. Mucha, mucha.

Para que el usuario no tenga problemas en esos trámites de tránsito van a seguir en el proceso antiguo de papelería directa, con intermediarios, con todas esas vagabunderías, que sigan, en un periodo corto, que yo espero que no sea más de tres meses
". 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.