El comité internacional que promueve la aplicación de revisiones tecnomecánicas en el mundo vuelca su mirada hacia Colombia

El comité ¿Cita¿ nació en Bruselas, en 1969 y, desde entonces, recomienda investiga y promueve la revisión técnico-mecánica en todo el mundo. Reune a 50 países comprometidos con la seguridad vial.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

"Para que la revisión técnico-mecánica funcione, debe cumplir dos factores  básicos: una correcta implementación de la norma y una fiscalización real. De lo contrario, el sistema se muere".

Con esas palabras inició su charla con la sección Vehículos de EL TIEMPO el español Jesús Díez Alonso, presidente operativo del grupo consultivo para Centro y Suramérica, del Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (Cita).

Cita es, desde 1969, el 'gurú' mundial en materia de desarrollo, recomendaciones e investigación en revisión y mantenimiento técnico de vehículos de todo tipo, al punto que se convirtió en Categoría II del Estatus Consultivo del Consejo Económico y Social de la ONU y en asesor permanente de la Comunidad Económica Europea (CEE).

Esto no quiere decir, sin embargo, que este importante comité haya inventado la revisión técnico-mecánica: "La primera se hizo en Berlín, por allá entre 1905 y 1906 -relata el funcionario-. Los bancos de prueba fabricados por los alemanes tenían rodillos de madera y funcionaban a la perfección".

A partir de allí, la cultura de revisar los carros empezó a contagiar a toda Europa, al tiempo que las técnicas mejoraban conforme crecían tecnológicamente los automóviles.

Hoy, los avances tecnológicos de la industria automotriz y las exigencias cada vez más drásticas de la CEE en materia de seguridad y medio ambiente, ha obligado a Cita a desarrollar más y mejores tecnologías de seguridad preventiva para los vehículos.

"En este momento le estamos recomendando a la CEE un cambio en el modelo de inspección, en donde se incluyan ítems como los airbag, los sistemas de frenos SRS y hasta las computadoras que ya son comunes en todos los vehículos", anota Díez Alonso.

En todas partes lo mismo
Aunque en Colombia aún no está claro cómo se está ejerciendo el control sobre los CDA y, especialmente, sobre el 40 por ciento de los vehículos que ya deberían tener su revisión al día y aún no lo han hecho, el ejecutivo de Cita confiesa que en todos los países del mundo ha sido lo mismo.

Por eso no duda en afirmar que vamos por buen camino: ¿Cuando se implanta un sistema de cero, hay que tener en cuenta todos los factores en contra, incluido el rechazo de la ciudadanía y de las propias autoridades ¿confiesa-. No se puede pedir el primer día que todo esté listo, pero Colombia va muy adelantado en infraestructura y leyes, lo más complicado de todo¿.

Uno de esos factores tiene que ver con la cultura de mandar revisar el carro y que, en todos los países del mundo, ha sido difícil de implementar. Para Cita, lo más importante es convencer a sus ciudadanos de que la revisión técnico-mecánica no es una obligación, sino un derecho.

¿Por qué? En la medida en que, independientemente de la obligación de la revisión, un ciudadano mantiene al día su vehículo para circular en condiciones óptimas, no puede admitir que al lado suyo circule en otro que ponga en peligro a los demás. ¿Estamos jugando a la indefensión de un grupo de ciudadanos que lo hace bien, contra otro que lo hace mal¿, explica Díez.

En Europa se ha llegado al punto en que los conductores acuden a voluntad propia a los CDA, con el fin de verificar que su auto está en buenas condiciones. Esto sucede porque, además de que es mucho más barato hacerlo, van ¿a la fija¿, pues allí no lo incitarán jamás a realizarles arreglos que no corresponden a los sistemas del vehículo.

¿Esa es una de las ventajas del sistema: que los CDA no raparan, solo diagnostican ¿asegura el entrevistado-. El diagnóstico que emite siempre será objetivo e independiente¿.

Tal independencia le conviene al conductor, pues sabrá que lo que le dicen es verdad. Pero también le conviene al taller, que ya no tiene que buscar el problema mecánico bajo el sistema de ¿falla-acierto¿ y al CDA, en la medida en que no está obligado a meterse en terrenos que no son de su competencia.

Finalmente le conviene al propio mecánico, que está en la obligación de capacitarse para ponerse ¿a tono¿ con las nuevas tecnologías de su sector. ¿En Europa, los CDA han sido un motor de crecimiento social de un sector tradicionalmente deprimido y poco profesional¿, añade Díez.

Y de los controles, ¿qué?
Otro escollo importante de la revisión técnico-mecánica  tiene que ver con las propias autoridades, que no saben cómo controlar a los diferentes actores del sistema.

En Colombia, es tal el desconocimiento de la norma, que los mismos policías de tránsito ni siquiera están seguros del aspecto físico del certificado y no tienen herramientas para saber si, de verdad, los vehículos están al día en mecánica.

Mientras tanto, en países como Alemania, Holanda e Inglaterra, ya existe un cuerpo de Policía especializado en el tema, cuya función es controlar que los vehículos que circulan por las autopistas (especialmente buses y camiones) estén al día.

¿Para ello cuentan con especies de CDA móviles, con aparatos sofisticados que miden controles neurálgicos de seguridad, como la temperatura de los frenos o el estado de las llantas ¿continúa el ejecutivo de Cita-. Si el vehículo no pasa, lo detienen y lo obligan a reparar la falla para poder seguir marchando¿.

En Brasil se está estudiando un sistema de chip incorporado en la calcomanía que les ponen a los autos revisados, el cual contiene toda la información referente a los datos técnicos y del propio conductor. No verifica ¿in situ¿ si el carro está bien, pero sí que el sticker no sea falsificado. 

Finalmente todo depende de la implementación de una cultura de la seguridad y de la solidaridad con el medio ambiente, tema que ya está en la mente de la CEE y que ha permitido bajar los choques por fallas mecánicas hasta en un 30 por ciento y, en igual proporción, las emisiones de gases.

¿A eso deben apuntarles las autoridades porque, como dije al principio, si la norma no se implanta de manera eficaz y no hay una correcta fiscalización por parte de las autoridades, el sistema nace muerto¿, concluye Jesús Díez Alonso.


Revisión en América Latina
Chile es el país que más experiencia tiene en el tema.
Brasil tiene una revisión especializada para vehículos del Mercosur, desde hace 20 años, que se ha convertido en una especie de homologación.
En Panamá, la ley les prohibió a los talleres realizarles revisión técnico-mecánica a los vehículos. Hoy lo hacen centros especializados, como en Colombia.
Perú arrancó hace unos meses con la revisión técnico-mecánica.


¿Qué se ha logrado en Europa?
*Los accidentes por fallas mecánicas han disminuido un 30 por ciento.
*Los talleres están comprando tecnología de avanzada para mejorar el servicio a sus clientes.
*Los mecánicos se están capacitando y especializando cada vez más.
*Las emisiones de gases han disminuido.
*La mortandad en accidentes de tránsito bajó.
*Se creó la cultura de manejar vehículos en buen estado.

¿Qué hacer con los viejitos?
Muchos de nuestros lectores nos proponen medir con diferente rasero a los carros viejos y los nuevos, pues son de diferente tecnología.

¿La revisión técnico-mecánica se hizo para los carros viejos, no para los nuevos, luego sería un contrasentido hacerlo. Sin embargo, no se puede medir con los mismo parámetros en Colombia que en España, pues allá la norma es mucho más exigente que acá¿, dice el presidente operativo de Cita para Centro y Suramérica, Jesús Díez Alonso.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.