Compórtese como un consumidor a la hora de comprar un carro

Si su intención es comprar, ponga en práctica sus derechos y deberes durante el XI Salón del Automóvil.

Redacción Motor

05:00 a.m. 24 de octubre del 2008

Adquirir un producto que satisfaga al comprador y buscar la satisfacción del cliente por parte del vendedor son las dos metas que busca cualquier relación comercial, ya sea en una tienda de abarrotes o en una transacción empresarial de grandes proporciones. 

En el caso específico de los vehículos sí que se aplica esta máxima: hoy es tan grande la oferta de marcas y modelos, que es muy común oír frases como "ese no era el carro que yo quería", "me resultó muy tragón ese motor" o "no sabía que el mantenimiento era tan caro".

Pensando en ellos, la Superintendencia de Industria y Comercio, la Andi y Fenalco editaron una guía del consumidor de la que ya hemos hablado en esta sección, dirigida específicamente a quien adquiere vehículos automotores.

Las tres entidades explican allí no solo los derechos que usted tiene como comprador, sino -muy importante también- los deberes que lo asisten al acercarse a cualquier vitrina o stand a solicitar información sobre el carro de sus sueños.

Muy oportuna en la antesala del XI Salón del Automóvil de Bogotá, por eso decidimos 'desempolvar' el librito y mostrarle de nuevo los puntos clave a tener en cuenta, si su intención es adquirir un flamante 2009.


ESTOS SON SUS DERECHOS
1. Tener variedad de opciones para realizar la libre escogencia de productos, conociendo sus características, precios y condiciones de garantía.
2. Recibir información veraz sobre los productos y servicios que desee adquirir.
3. Obtener productos seguros y confiables.
4. Que los fabricantes, ensambladores y comercializadores de vehículos, partes, accesorios y repuestos obren de buena fe.
5. Recibir con la compra del vehículo un certificado de garantía y su correspondiente factura.
6. Recibir con cada compra de repuesto, parte o accesorio, factura y condiciones de garantía.
7. Recibir información sobre las características de la garantía de vehículos y repuestos, sobre sus derechos y las manera de hacerlos efectivos en el sector automotor.
8. Contar con mecanismos sencillos y ágiles para reclamar por los defectos de calidad de los productos o servicios que adquiera.
9. Presentar sus peticiones, quejas y reclamos (PQR) ante el punto de venta del bien y recibir respuesta oportuna.
10. Acudir a las autoridades para obtener la protección de sus derechos.
Fuente: Guía del consumidor de vehículos automotores

ESTOS SON SUS DEBERES
1. Informarse sobre las características, especificaciones y precio de los bienes y servicios ofrecidos, y de las condiciones del contrato.
2. Informarse sobre las garantías que amparan los bienes, sobre el servicio técnico y sus condiciones.
3. Informarse y poner en práctica las recomendaciones del fabricante sobre el uso adecuado que debe darse a cada tipo de vehículo.
4. Conocer el impacto que tiene sobre la garantía el desconocimiento de las recomendaciones del productor.
5. Celebrar las transacciones de bienes y servicios del sector automotor dentro del comercio legalmente establecido.
6. Conocer la forma adecuada de reclamar la garantía.
7. Permitir al taller hacer las intervenciones necesarias para que le vehículo quede en adecuadas condiciones de funcionamiento, dentro de los tiempos establecidos e informados, utilizando siempre repuestos originales.
8. Realizar las acciones y actividades que le corresponden como propietario del vehículo.
Fuente: Guía del consumidor de vehículos automotores


PARA TENER EN CCUENTA
La Guía del consumidor de vehículos automotores trae algunas dudas clave sobre el uso del vehículo. Aquí, algunas de ellas.

¿A quién reclamar en caso de falla del vehículo? El expendedor y el fabricante o importador son solidarios en la atención de la garantía, de manera que el consumidor podrá dirigirse a cualquiera de ellos, dentro del término de la garantía, para exigir la reparación del bien.
¿A qué tiene derecho el consumidor dentro del período de garantía? Puede reclamar la sustitución, sin costo para él, de los elementos del vehículo, partes, accesorios o repuestos que presenten un defecto de calidad o de montaje de planta.
¿Una reparación o intervención tiene garantía? Sí. El consumidor puede acudir al punto de servicio para reclamar por la calidad de la parte instalada o del servicio prestado.
¿Si uso con poca frecuencia mi vehículo, se amplían los términos de la garantía o evito que se presenten fallas? Los términos de la garantía ofrecidos por el fabricante no se alteran por el poco uso del fabricante. Por el contrario, este recomienda utilizar el vehículo con frecuencia.
¿Qué debo pagar en las revisiones periódicas? El valor de la revisión (mano de obra) y de los repuestos consumibles (lubricantes, fluidos, filtros...) están a cargo del consumidor.
¿Quién ordena que se responda sobre la garantía? Los jueces de la República o la Superintendencia de Industria y Comercio.

Empápese bien antes de firmar el cheque
Los vendedores de vehículos están preparados para absolver todas sus preguntas. Entre más informado esté, mejor será su elección.

Nunca antes el Salón del Automóvil de Bogotá había tenido tanta oferta de marcas y modelos como la que tendrá en la versión 2008. Y lo peor: todos con los mismos 'gallos', motores similares y colores de moda...

Por eso es muy importante que mire y remire y, sobre todo, que pregunte y repregunte, antes de firmar el cheque. En otras palabras, que el precio no sea la motivación principal para elegir, sino un criterio aterrizado a sus reales necesidades económicas y de movilización.

La Guía del consumidor de Vehículos automotores le da algunas pautas a la hora de comprar un vehículo. Tome nota.

Infórmese del uso para el que fue diseñado el carro. No es lo mismo una Suv que una crossover, que un campero, que una camioneta familiar...
Pida un vendedor experto. Los que no lo son le pueden meter 'gato por liebre'.
Acuda con la persona que va a manejar el vehículo. 'A la hora del té', es ella quien lo va a 'sufrir'.
Pregunte cuánto tiene que pagar. Al precio del carro hay que incluirle Soat, seguro, matrícula, entre otros gastos.
Mire bien el carro. Acabados, motor, apertura y cierre de puertas, tapizados, sistema de sonido, baúl, llantas, ventanas... hay mucho para ver.
Vea la otra opción. Si le dicen que este es mejor que aquel de la otra marca, mire ambos para corroborar que eso es cierto.
Hable del servicio posventa. Pregunte sobre la red de talleres, costos del servicio, ubicación en otras ciudades del país, entre otros.
Que le muestren todos los botones. Hoy los carros tienen de todo tipo de testigos, botones, 'ebedés', 'abe-eses', 'airbags', 'triptrónicas', control-cruises'... pregunte para qué sirven y cómo funcionan todas esas maravillas que le ofrecen.
Cuando vaya a recogerlo, no mande a nadie. Recíbalo personalmente, con las personas que lo van a manejar, para que les expliquen todo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.