La compra y venta de vehículos usados está presentando demoras en los traspasos

En lo corrido del 2014, el número de estos trámites registrados ante el Runt duplica el de matrículas de vehículos nuevos (87.062 vs. 43.856): los segundazos siguen 'poniendo la cara'.

Redacción Motor

02:30 p.m. 21 de marzo del 2014

Manuel Antonio Orduz
Redactor de EL TIEMPO

Para que el negocio de compra y venta de vehículos usados sea atractivo para el comprador y las grandes vitrinas, el precio favorable y el estado del carro no son suficientes. Otro ingrediente clave es su disponibilidad, pues en este caso el cliente escoge ese único vehículo y no otro, y no entiende cuando dicen que no lo puede obtener rápidamente porque “el traspaso está demorado”.

Esta es una queja recurrente de las vitrinas que manejan un buen stock de usados, como Casa Toro: “El promedio del trámite de matrículas es de cinco días, pero tenemos casos en que se demoran 30 días o más”, asegura Teresa Montañez, directora de ventas de usados de esa empresa. Le atribuye este problema a la saturación del Runt y a que los datos que fueron incorporados al sistema cuando nació el registro (el nombre del dueño original, por ejemplo) “se han borrado” y es necesario pedir las carpetas de nuevo.

Para el Runt, el problema con las demoras es exclusivo de los organismos de tránsito, que son los encargados de subirlos al sistema. “El 95 por ciento de los traspasos no demoran más de un día en validarse y aprobarse aquí –dice su gerente general, Orlando Patiño–. Cualquier modificación o actualización debe hacerla la oficina de tránsito, nosotros no podemos hacerlo”.

Continautos, propietaria de una de las más grandes vitrinas de usados del país, dice que uno de los problemas es la falta de comunicación fluida con el Runt, y que por ese motivo los procesos de actualización de datos son muy demorados y engorrosos. “Cuando, por ejemplo, en la tarjeta de propiedad del vehículo aparecen dos propietarios, en el sistema solo está registrado uno y por ese solo motivo el trámite se bloquea y puede quedar represado meses”, dicen sus voceros.

Victoria Palacio, de la vitrina multimarca Autonal, asegura que, en el caso de los SIM de Bogotá, el trámite de traspaso dura mucho tiempo, en parte porque hay mucha rotación de personal en sus oficinas, en parte porque aparecen errores en los datos que reposan en el Runt, los cuales demoran en resolverse.

“Lo que pasa es que la función del Runt es recibir, procesar y aprobar, por ley no podemos hacer nada más. Y si en la cadena (recibo del vehículo en la vitrina– proceso de traspaso ante el organismo de tránsito –reventa –validación ante el Runt), alguien no hace bien la tarea, el Runt no puede validar y el gran perjudicado será siempre el propietario”, aclara Patiño.

En lo corrido del 2014, los traspasos de vehículos usados registrados ante el Runt duplican el número de matrículas de nuevos (87.062 vs. 43.856), cifras que demuestran cómo, a pasar de los vaivenes de las ventas durante los últimos años, los ‘segundazos’ continúan poniendo la cara cuando los recién llegados permanecen parqueados en las salas de venta.

Grandes vitrinas como las consultadas reportan entre 400 y 500 transacciones de este tipo de autos al mes, que encuentran un nuevo hogar cuando, por ejemplo, sus dueños los entregan en parte de pago para llevarse otro y llegan otros clientes que se apuntan a ellos para ahorrarse los costos de la postura de la placa y la devaluación propia de los ‘cero kilómetros’ durante los primeros años de vida.

Se ha formalizado comercio de motos

Uno de los hechos positivos desde la entrada en funcionamiento del Runt es la formalización de la compra y venta de motocicletas, un negocio que ya está generando cifras más aterrizadas sobre su enorme auge en el país.

“Pero hay que aclarar que hay muchas motos que los dueños abandonan en los patios de tránsito o que terminan botadas en sus garajes y que no entrarán nunca en esta base de datos”, dice Octavio Patiño, del Runt.

Incluidas las motocicletas, en el 2013 se reportaron 668.562 traspasos de vehículos usados y en lo corrido del año ya se han realizado 191.137.

Las ventajas de comprarlo en vitrina

El concesionario lo entrega con garantía sobre motor y sistema eléctrico, mientras que el dueño o el ‘compraventero’ no tienen el respaldo económico para hacerlo.

A la hora de la retoma, la vitrina prefiere el carro que ya conoce del que no sabe nada.

El comprador tiene la garantía de que es de buena procedencia y tiene su hoja de vida limpia; el de ‘calle’ hay que investigarlo a fondo en su mecánica y su pasado judicial, antes de firmar el cheque.

La oferta de las vitrinas de usados suele ser muy amplia para cada modelo; el carro de calle hay que buscarlo uno a uno.

Lo bueno del carro de segunda

El ‘segundazo’ cada vez se consigue más ‘nuevo’, gracias a la dinámica del mercado de los 0 kilómetros y al pico y placa.

Incluye matrícula y depreciación porque ya salió del concesionario.

Es más estable a los vaivenes del dólar que el nuevo porque el mercado del usado es menos cambiante que el del cero kilómetros. El ‘golpe’ de la reventa es menos duro.

Traspasos diciembre 2013-febrero 2014

Clase de vehículo

2013

2014

Total general

Diciembre

Enero

Febrero

Motocicleta

14.419

13.303

16.030

43.752

Demás vehículos

60.357

36.164

50.864

147.385

Total general

74.776

49.467

66.894

191.137

Fuente: Runt

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.