La conducción distraída es la principal causa de los accidentes en la vía

Cifras de la Secretaría Distrital de Movilidad muestran que desde 2007 se duplicaron los comparendos que se impusieron por hablar por celular mientras se maneja. Y hay más distracciones al volante.

Redacción Motor

07:14 p.m. 11 de noviembre del 2011

Según cifras de la Secretaría Distrital de Movilidad de Bogotá, en 2007 se impusieron 22.377 comparendos a conductores por hablar por celular mientras conducían; en el 2008 esta cifra aumentó a 33.367 y en el 2009 alcanzó los 38.929 comparendos impuestos. 

El año pasado el asunto no fue diferente. Por el uso de sistemas móviles de comunicación al momento de conducir, en el 2010 se impusieron 50.244 comparendos; y a corte de julio 31 de este año iban 18.880 conductores multados por la misma causa.   

Se sabe que la distracción es la causa primaria en la gran mayoría de los accidentes, pero no se sabe a ciencia cierta si un accidente ocurrió porque un conductor venía usando un dispositivo móvil bien hablando o enviando mensajes de texto.  

Ese no es solo un problema en Colombia. En Estados Unidos, a pesar de las campañas, un informe de Consumer Report, muestra que 'la pesadilla sigue', pues si bien aumenta la conciencia de los peligros de conducir distraído entre los conductores, también crecen los peligros. 

Y el peligro radica en que, según CR, "hay una desconexión continúa entre lo que es percibido como peligroso y lo que se hace de todos modos". Es decir, las personas saben qué es peligroso, pero de todas formas usan su teléfono móvil u otros dispositivos mientras conducen. 

Es común ver en nuestras calles, a pesar de la cuantiosa multa y la conciencia del peligro, a personas haciendo maromas para girar, estacionarse o manejando por una avenida, mientras responden una llamada o incluso, enviando o leyendo mensajes de texto.

Lo que mucha gente cree aquí y en Estados Unidos, es que 'tiene la situación bajo control'. Allá tampoco hay estadísticas que permitan establecer que porcentaje de los accidentes se origina en el uso de estos aparatos. 

Pero un estudio realizado por el Instituto de Transporte de la Universidad de Virginia Tech muestra que casi el 80 por ciento de todos los accidentes automovilísticos se deben a la distracción del conductor. 

Y la distracción incluye el hablar, enviar mensajes de texto, aplicarse el maquillaje. Marcar un número telefónico mientras se conduce puede aumentar el riesgo de accidente seis veces, y el enviar mensajes de texto puede aumentar el riesgo de accidente 23 veces. 

Frase

La principal conclusión de este estudio es que la verdadera clave para mejorar la seguridad vial depende de que los conductores mantengan los ojos sobre la carretera.

Las conductas de mayor riesgo*  
El envío de mensajes de texto supone el más alto riesgo entre todas las tareas realizadas con el móvil (enviar SMS implica que el conductor deje de mirar la vía en intervalos de 4'6 a 6 segundos. 

Escribir mensajes de texto ofrece 23.2 veces mayor riesgo que en condiciones de conducción sin distracciones. 

Marcar un número de teléfono manualmente tiene 2.8 veces mayor riesgo que en condiciones de conducción sin distracciones 

Hablar/Escuchar el móvil tiene 1.3 veces mayor riesgo que en condiciones de conducción sin distracciones 

Buscar un objeto (ej: dispositivo electrónico- móvil) tiene 1.4 veces mayor que en condiciones de conducción sin distracciones

Vehículos pesados 

Marcar un número de teléfono manualmente es 5.9 veces más peligroso.

Usar/Buscar un dispositivo electrónico ¿ móvil  es 6.7 veces más peligroso que manejar sin distracciones 

* Virginia Tech Transportation Institute 

Recomendaciones del VTTI

Conducir es una tarea visual. Todas las tareas que lleven al conductor a apartar sus ojos de la carretera deben ser evitadas, entre ellas la marcación y el envío de mensajes de texto.

El envío de mensajes de texto debería estar prohibido en todos los vehículos en movimiento y para todos los conductores.

El uso de "auriculares" con el teléfono móvil no es más seguro que la marcación manual, debido a que el principal riesgo está asociado con la manipulación del móvil, y tareas como responder y marcar requieren que el conductor aparte los ojos a la carretera. En contraste, los "verdaderos manos libres", tales como sistemas activados por voz, suponen un riesgo mucho menor si se diseñan lo suficientemente bien como para que el conductor no tenga que quitar los ojos de la carretera.

El uso de teléfonos móviles no debería estar permitido para los conductores adolescentes. La investigación ha demostrado que los adolescentes tienden a utilizar el móvil con mayor frecuencia y a realizar más tareas con él mientras conducen, por lo que tienen más riesgo que los conductores adultos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.