Conectividad de entrada, de serie u opcional

Sin importar su gama, ahora prácticamente todos los carros incorporan sistemas de conectividad o dado el caso se les puede instalar fácilmente.

Redacción Vehículos

08:55 a.m. 25 de abril del 2016
Sistema MirrorLink

Sistema MirrorLink

Como es usual en el mundo de los automóviles, lo que comienza siendo algo exclusivo de las más altas gamas poco a poco empieza a bajar escalones para comenzar a formar parte del equipo de vehículos más ‘asequibles’.

Tal es el caso de los sistemas de conectividad, que bien sea de fábrica o instalados posteriormente, pueden encontrarse en la mayoría de vehículos.

Muy atrás quedaron los lectores de CD, desplazados por los puertos USB y la conexión por Bluetooth como las formas más usuales para reproducir música, pero últimamente también para enlazar los teléfonos inteligentes para realizar y recibir llamadas, enviar mensajes de texto y hasta conectarse a Internet.

Igual situación sucedió con los alguna vez populares GPS. Así como hace unos años podía encontrarse en el mercado una amplia variedad de estos aparatos, hoy en día los mismos sistemas de los vehículos incluyen la función de navegación. Y en caso de no hacerlo, aplicaciones como Waze se encargan de realizar esta tarea sin ningún inconveniente.

Nuestro mercado no es ajeno a este fenómeno y al tomar como base los modelos más económicos de la lista de los 15 más vendidos durante el pasado mes de marzo (según datos de Fenalco y Andi) vemos que la gran mayoría incluyen algún sistema de este tipo o se les puede instalar posteriormente sin ningún problema.

Sistema MediaNav

Sistema MediaNav

La familia Spark, por ejemplo, ofrece en el Life la posibilidad de agregar un sistema con pantalla táctil y diferentes funciones según la referencia del equipo que se instale, mientras que el GT ya viene de fábrica con un sistema de sonido que incluye puertos USB y auxiliar, así como conexión Bluetooth. En el caso del Sail, solo desde la versión LT se accede a un radio con puertos auxiliar y USB, relegando la pantalla táctil para el LTZ.

Por un precio similar al del Spark GT LTZ (alrededor de los 34 millones), el Renault Clio Style ofrece conectividad Bluetooth y conexiones auxiliar y USB, equipo que comparte con el Sandero de entrada. Sin embargo, para disponer del muy promocionado sistema Media Nav toca saltar a su versión Expression (37 millones).

Kia no se ha quedado atrás y desde la versión más básica del Picanto, que arranca en casi 28 millones, ya se incluye una pantalla táctil de siete pulgadas y las conexiones ya mencionadas, aunque también agrega ranura para tarjeta SD. La ventaja de esto es que actualmente las cartografías con mapas actualizados del país vienen en este formato para navegar sin conexión.

En el caso de Nissan, con el March Active, que arranca cerca a los 31 millones de pesos, su radio ofrece puertos USB, auxiliar y para tarjeta SD, pero la opción de conexión Bluetooth es exclusiva para las versiones más equipadas, que arrancan desde los 38 millones de pesos.

Mazda Connect

Mazda Connect

Finalmente, en la parte más alta, los Ford Fiesta y Mazda2 ofrecen los sistemas más completos. La versión de entrada del Fiesta, que arranca sobre los 45 millones de pesos, incluye dentro de su equipamiento el sistema Sync 1, que además de incluir los reglamentarios puertos USB y Auxiliar, agrega una pantalla de 4.2 pulgadas y los mandos por voz para activar las diferentes funciones.

Las versiones Titanium, que ya se encuentran por encima de los 50 millones de pesos, cambian la pantalla por una táctil más grande y agregan el sistema Sync 3 y el MyFord Touch. Este sistema es más rápido y los usuarios de iPhone tendrán la posibilidad de un hotspot de Wifi y activar Siri.

Por su parte, el Mazda2, que arranca casi en la barrera de los 50 millones, incluye el sistema Mazda Connect con una pantalla táctil de 7 pulgadas, conexión auxiliar y USB (con función para iPod), comandos por voz y conectividad Bluetooth. La versión Grand Touring incluye además una pantalla adicional y navegador por GPS.

Y por supuesto que estos no son los únicos vehículos con sistemas de este tipo. Como mencionamos al principio hacen parte es de los más vendidos y por lo tanto más representativos del mercado, razón por la que dan una visión general de lo que se pueden encontrar los compradores.

Claro que sería aún más significativo si todo ese empeño se enfocara primero en los elementos de seguridad, pues a diferencia de los de entretenimiento, estos tienen la capacidad de reducir las probabilidades de un accidente, salvar vidas en caso de que ocurran y no se pueden instalar después de que el vehículo haya salido de la fábrica.

Sistema Sync 3

Sistema Sync 3

Equipo para todos

Que un vehículo no incluya estos sistemas de fábrica no quiere decir que no los pueda tener. Gracias al desarrollo de diferentes fabricantes, es posible adecuar equipos de conectividad posteriormente; solo es cuestión de encontrar el que más se acomode a sus necesidades y el que se pueda acoplar a su vehículo.

Proveedores como Myron & Müller, que tienen convenio con algunas marcas a nivel local así como con varios distribuidores, han desarrollado sistemas que permiten conectarse con dispositivos Android y Windows Phone, y disponen de cartografías completas en tarjetas SD que se pueden “correr” en los equipos que sean compatibles.

Adicionalmente, estos sistemas cuentan con pantallas táctiles que se pueden convertir en un “espejo” del dispositivo de cada quien, permitiendo acceder a las diferentes aplicaciones que este tenga instaladas. Si a esto se agrega la conexión al plan de datos, se abren posibilidades como conexión al tráfico en tiempo real para la navegación, acceso a internet para emisoras de radio, entre otros.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.