Congreso dio vía libre a nuevos cobros que se generarán a propietarios de carros particulares

Esta semana, con más de 1.800 proposiciones consideradas y de pasar de cerca de 200 a más de 260 artículos, el Congreso de la República aprobó el Plan Nacional de Desarrollo. Se anuncian demandas.

Redacción Motor

09:42 p.m. 08 de mayo del 2015

En medio de ese enjambre de artículos, incisos y parágrafos, el Congreso le dio vía libre a nuevas ‘contribuciones’ que en el futuro deberán asumir los dueños de carros particulares.

Se trata de los llamados cobros por congestión y contaminación y la sobretasa a los parqueaderos, que se camuflaron en el artículo 33 referente a la financiación de los sistemas integrados de transporte.

De esta manera, hacia el futuro los alcaldes, previa aprobación de los concejos municipales, podrán imponer estos cobros. La probabilidad de que estos se hagan efectivos en el corto plazo es muy alta, pues el mismo Plan de Desarrollo dejó en claro que los sistemas de transporte “deben ser sostenibles” a través de las tarifas, más otras fuentes de financiación para “cubrir los costos de operación, administración, mantenimiento y reposición de los equipos”, y que en “ningún caso el Gobierno Nacional podrá realizar transferencias para cubrir estos costos”.

En febrero, cuando EL TIEMPO reveló la inclusión de estos cobros en el PND, los alcaldes quedaban con autonomía para imponerlos vía decreto, pero en el debate en el Senado se decidió que estos debían ser aprobados por los concejos municipales. Este, y el aumento del valor de los cobros por congestión fueron los cambios más importantes.

Contribución por garajes

En este caso, los municipios podrán cobrar una tarifa por el servicio de garajes (parqueaderos) o zonas de estacionamiento de uso público (calles y bahías). Así el gobierno aspira a incentivar la utilización de los sistemas de transporte público.

El costo lo asumirán los usuarios de parqueaderos y la base gravable será dos veces el valor del pasaje promedio del servicio de transporte público (SITM, SETP, SITP o SITR, según sea el caso) en el Municipio o Distrito. Para el caso de Bogotá, en donde hoy

el valor del pasaje de Transmilenio es de 1800 pesos, el cobro podría subirse hasta los 3.600. Esta ‘contribución’ se cobrará al usuario de forma adicional al total del valor del tiempo de uso del parqueadero. Se exceptúan de este cobro las bicicletas y las motocicletas con cilindrada inferior a 125 cm3.

Cobros por congestión Esta contribución solo aplicará en municipios o distritos con población superior a 300.000 habitantes. Al igual que en el caso anterior, el alcalde debe someter el cobro a consideración del Concejo Municipal, y los recursos serán destinados “a financiar proyectos y programas de infraestructura vial, transporte público y programas de mitigación de contaminación ambiental vehicular”.

Se cobrará por el ingreso a áreas de alta congestión, de vías construidas para evitar aglomeración urbana, así como por contaminación. Esta parte deberá ser reglamentada, pero en el PND quedó claro quienes lo pagarán: el conductor o propietario del vehículo.

La tarifa se fijará teniendo en cuenta variables como tipo de servicio del vehículo (público o particular), número de pasajeros, meses y días del año, horas determinadas de uso y modelo de vehículo.

El cobro incluye motocicletas, automóviles, camperos y camionetas, buses y camiones. Y se dará una tarifa especial para motocicletas con cilindrada inferior a 125 cm3.

El cobro o la tasa por cada ingreso a la zona de congestión será cinco veces el valor del pasaje promedio del servicio de transporte público (SITM, SETP, SITP o SITR, según sea el caso) en el Municipio o Distrito; que para ponerlo en pesos, en el caso de Bogotá sería de aproximadamente unos 9.000 pesos.

En la capital del país las zonas de congestión han sido una alternativa ya considerada en varias oportunidades, pero ahora con el visto bueno del Plan Nacional de Desarrollo podrían hacerse una realidad en un futuro cercano. Claro, si no prosperan las demandas anunciadas (Ver Lo que viene para el PND).

Anuncian demandas

Aunque el gobierno se declaró satisfecho con la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 “Todos por un nuevo país”, voceros de diversos partidos políticos anunciaron que lo demandarán ante la Corte Constitucional.

Los reclamos son variados, unos por vicios de trámite o procedimiento, otros alegan falta de garantías, o por asuntos de fondo, como el caso de la explotación minera y de hidrocarburos en áreas protegidas, o la venta de Isagén.

En el caso de estos nuevos cobros a los dueños de vehículos particulares el gobierno se cuidó muy bien al designarlos sutilmente como ‘contribuciones’, aunque para el común suenen a impuestos disfrazados. Lo cierto es que esa es una forma de blindarse ante una posible demanda por no mantener la unidad de materia, pues en el PND no se pueden incluir nuevos impuestos. Incluso, algunos congresistas afirmaron que había una especie de reforma tributaria camuflada en el Plan de Desarrollo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.