Consejos de José Clopatofsky sobre todo lo que se debe saber de una batería

El director de la revista Motor y editor de esta sección, explica cómo darle un buen uso y los cuidados básicos que hay que tener con este importante componente de los vehículos.

Redacción Motor

07:42 p.m. 19 de octubre del 2012

La batería es un acumulador de energía que se encarga de alimentar los componentes eléctricos del vehículo tales como el arranque del motor, el sistema de encendido, las bombas de combustible y los elementos básicos para su puesta en marcha o su funcionamiento autónomo cuando el motor está apagado, tales como la música, la climatización y otros auxiliares.

A continuación, José Clopatofsky, director de la revista Motor y editor de esta sección, explica de forma muy sencilla cómo darle un buen uso y los cuidados básicos que hay que tener:

Lo que se puede hacer en el garaje
Salvo mantener los niveles de líquido apenas por encima de las placas, poco se puede hacer y menos si la batería no tiene tapas de servicio como llaman ahora las selladas, que en realidad no lo son pues tienen orificios de llenado que se necesitan para fabricarlas. Es fundamental que haya buen contacto entre los bornes y los cables, pues así como no sale corriente si están aislados, tampoco entra la carga.
Los soportes son claves porque si la batería vibra o se sostiene en los cables desprende los postes internamente y se daña de manera definitiva.

Los 'enemigos ocultos' de la batería
Uno de sus mayores enemigos es la falta de uso. Como cualquier pila, se va descargando con el tiempo y lo que la mantiene son los ciclos de descarga y carga que hacen reaccionar todos sus componentes internos. Obviamente hay otros enemigos como el calor del habitáculo donde la instalan que induce la evaporación de los ácidos que lleva adentro, las vibraciones que dañan sus conexiones internas y los errores de funcionamiento eléctrico del vehículo.

¿Parlantes, equipos o luces aceleran la 'muerte' de la batería o limitan su capacidad?
Nada de eso. La batería tiene una capacidad de entrega equis. Si se le pide más de lo que recibe, poco a poco se va descargando hasta llegar a cero, como pasaría con un tanque de agua para la casa. Si sacan más de lo que entra, no es que el tanque sea malo sino que es chico.

En esos casos, cuando hay mayores consumos de los previstos hay dos rutas. La primera es aumentar la capacidad de carga con un alternador más poderoso, pero si de todas maneras el tanque es pequeño, hay que poner una batería de mayor capacidad. Pero en ese orden, porque si la batería es más grande pero se le saca más de lo que entra, por grande que sea, algún día se acaba el contenido de carga. Lo importante es reponer la energía y luego tener dónde guardarla.

Cuando la 'ordeñan' en exceso, saca la mano
Las baterías siempre funcionan bien hasta el punto que entregan su vida cuando les solicitan corriente, hasta el momento en que se descargan. Si se pide más electricidad de la que la pila tiene o puede recibir del sistema de carga, llega un momento en el cual colapsa. La batería debe mantener una corriente estable en el sistema de unos 13,2 voltios para que la electrónica camine, pero si la ordeñan con equipos de sonidos muy golosos o la dejan trabajando sin suministro de carga, finalmente se apaga y le echan la culpa a la pila de los excesos ajenos.

¿Todo carro se puede 'iniciar' sin riesgo?
Todo carro se puede iniciar de cualquier tipo que sea si se conectan bien los cables, es decir, positivo con positivo y negativo con negativo. La iniciada, en la práctica, es poner desde afuera una batería que suple la falta de carga de la residente, nada más. Conectada en esa forma, no se aumenta el voltaje ni causa problemas. Eso sí, cualquier error de conexión puede fundir la electrónica.

¿Son confiables las 'libres de mantenimiento?
Como cualquier otra pues el mantenimiento no es nada diferente a lo citado, y la limpieza de los postes es independiente de sus tripas, la sujeción también y el nivel de líquidos se debe sostener si todo está correcto. La ventaja es que esa tecnología de su fabricación evita la manipulación que suele ser un enemigo de toda la mecánica cuando funciona bien. Como en el fútbol, alineación que gana, no se toca.

¿Por qué la 'original' suele durar más que sus reemplazos?
La respuesta es tan relativa como la pregunta porque puede darse el caso contrario. Lo cierto es que en un carro nuevo todos los sistemas eléctricos suelen estar perfectos, y por ende todo funciona sin generarle trabajos extras a la batería. Por ejemplo, enciende perfecto, no tiene consumos, etc. Pero no hay que olvidar que la batería original puede ser bastante vieja cuando se recibe el auto pues fue fabricada días o meses antes del vehículo y ha pasado todo el tiempo de estacionamiento, transporte, vitrinas y demás demoras en procesos que atentan contra su vida útil.

¿Por qué algunas baterías 'estallan'?
Porque tienen carcazas ordinarias, han sido manipuladas, se han roto al vibrar por mal soporte en el vehículo o bien porque las conectan a un sistema eléctrico totalmente inadecuado para sus características. Pero es algo muy inusual y a la vez peligroso porque internamente llevan ácido sulfúrico que es mortal y corrosivo como el que más. Cuando tenga la desgracia de entrar en contacto con ese ácido use enormes cantidades de agua para tratar de evacuarlo.

¿Las 'reconstruidas' son recomendables?
No, en líneas generales, pues la fabricación de las baterías actuales ya no es una cosa artesanal y es muy complejo reproducir en talleres caseros los procesos de alta complejidad que se hacen en las fábricas. Aunque se hagan reparaciones que funcionan, no dejan de ser un remiendo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.