Consejos para manejar de noche

Campo visual limitado y dificultad para distinguir objetos en la vía son dos de los riesgos más frecuentes al conducir de noche.

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de marzo del 2009

Campo visual limitado y dificultad para distinguir objetos en la vía son dos de los riesgos más frecuentes a la hora de conducir de noche. Esto sucede por varias razones, entre ellas el inevitable tic-tac del 'reloj biológico', que le dice al cuerpo cuándo ha llegado la hora de dormir.

Sin embargo, el principal obstáculo de la conducción nocturna es la falta de visibilidad en doble sentido, es decir, no solo que el conductor vea el entorno claramente, sino que su presencia sea detectada por los demás usuarios de la vial. Si se siente encandilado, siga estos consejos de Cesvi:

1. Reduzca la velocidad. El ojo tarda entre cinco y siete segundos en adaptarse al encandilamiento.
2. Si la luz es muy alta, gire la cabeza hacia la derecha y cierre momentáneamente el ojo izquierdo. Así logrará 'ajustar' su visión más rápidamente.
3. Guíese por la línea blanca que bordea el lado derecho de su calzada.
4. Cuadre los espejos laterales tangencialmente a la carrocería para que las luces del carro que circula atrás no le molesten.

Sea más precavido de noche

*Mantenga limpios los faros delanteros y las luces traseras.
*Limpie periódicamente el panorámico y los vidrios laterales del vehículo. Un vidrio sucio aumenta el resplandor de las farolas de los vehículos que circulan en dirección contraria.
*Utilice las luces durante el alba y el ocaso, dos momentos críticos para ver y ser visto.
*Circule a distancia prudente de los demás vehículos.
*No abuse de las luces altas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.