Continúa disparada la falsificación de lubricantes para motores de vehículos

Según la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), entre el 15 y el 20 porciento de los aceites para motor que se consiguen en el mercado son de origen ilegal.

Redacción Motor

05:00 a.m. 09 de marzo del 2012

Para falsificar los aceites de cualquier marca, los delincuentes recurren a bases o lubricantes genéricos y lo envasan luego en empaques de marcas reconocidas.

Otros, utilizan aceite usado y reprocesado, que mezclan con el 'bueno' para luego empacarlo y venderlo como si fuera de marca y los menos originales compran el usado y le añaden sustancias químicas para que, al menos, se vea nuevo.

Estas prácticas fueron descubiertas por la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), gremio que agrupa a las compañías petroleras y gasíferas privadas en el país, y su presidente, Alejandro Martínez, se las comunicó a la sección Vehículos en agosto del año pasado cuando decidió lanzar una campaña 'Dale a tu motor aceite lubricante 100% original', dirigida a crear conciencia sobre el problema.

En ese entonces comentó que, según pruebas de laboratorio realizadas por las mismas compañías petroleras, el 20 por ciento de los lubricantes (11 millones de galones) vendidos hoy en el país no proviene de sus plantas procesadoras y presenta serios problemas de calidad, como la ausencia total de aditivos y un alto grado contaminante.

El problema sigue
Hoy, sin embargo, la problemática parece no ceder, o al menos es lo que se deduce del comunicado de la ACP que circula este mes en los medios de comunicación: entre el 15 y el 20 por ciento del aceite sigue siendo falso, es decir, entre 8 y 10 millones de galones de los 50 millones que se venden anualmente en el país.

Igual sucede con los tarros y empaques plásticos utilizados para su comercialización: el grado de perfección de las tapas, las etiquetas y hasta los foils (sellos de aluminio) es tal que a las mismas compañías petroleras se les dificulta descubrir cuál es el envase verdadero y cuál el falsificado.

¿Qué hacer?
Además de comprar en sitios reconocidos, obligar al funcionario de la bomba a destruir el empauqe cuando haya utilizado el aceite y seguir todas las recomendaciones al momento del recambio, ACP habilitó la página www.aceiteoriginal.com.co, en donde el consumidor encuentra preguntas frecuentes y recomendaciones del gremio.

También puede unirse al fan page de facebook 'aceite original, amigo original' y, en twitter, a la dirección @aceiteoriginal.
La Policía Nacional tiene disponibles las líneas 01-8000-910-600 (nacional) y en Bogotá, el teléfono 315 9111 y la línea de emergencia 123.

Para elegir bien...

Realice el cambio de aceite en estaciones de servicio y de recambio reconocidos. No se aparte del funcionario mientras abre el tarro de aceite y lo aplica, y oblíguelo a destruirlo delante suyo cuando haya terminado.

Pregúntele en dónde compran el aceite: las petroleras tienen sus propios canales de distribución. Si el funcionario trata de venderle el tarro vacío o el aceite 'quemado', denuncie el hecho en las oficinas de la petrolera respectiva.

Pregunte en dónde almacenan y qué hacen con el aceite usado. Evite los servicios que le dan rebaja sobre el precio del aceite de marca, salvo que se trate de una acción de mercadeo masiva.

Alerta a estos síntomas

A pesar de ser nuevo, el carro bota más humo del normal. El vehículo consume más gasolina de lo acostumbrado. Al realizar la revisión técnico mecánica, no pasa la prueba de gases, a pesar de tratarse de un motor de carro nuevo o bien sincronizado. A pesar del uso, el aceite sale transparente en la varilla de medición: un buen aceite sale negro porque está limpiando efectivamente el motor.  Dura menos de lo acostumbrado.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.