Siguiente
DESFOGUE

En Corferias también se puede realizar todo tipo de actividades

En el Salón del Automóvil también hay espacio para la diversión, con simuladores y exhibiciones. Es un espacio creado y pensado para el entretenimiento de grandes y chicos.

Redacción Motor

04:10 a.m. 17 de noviembre del 2012

Aunque el Salón del Automóvil suele ser un espacio para la familia, no todos sus miembros tienen el mismo interés en los vehículos de exhibición.

Esta realidad ha llevado a las marcas a ingeniarse actividades 'extra curriculares' y paralelas a la labor 'seria' de los pabellones, en busca de procurarles una estancia agradable y diferente a los clientes de siempre.

Toyota y Jeep la tienen clara desde hace muchos años y organizan para los visitantes pruebas 'de no creer' con sus vehículos. Ante los ojos de los desprevenidos, montan sus 4x4 en rampas y paredes de 45 grados y se quedan ahí, como retando la gravedad, para demostrar las cualidades de los sistemas de tracción de última generación.

Paralelamente, algunas vitrinas tienen simuladores para que los presentes 'manejen' los carros de manera virtual y descubra sus cualidades sin tener que acudir a los carros de verdad-verdad.

La nota ecológica de estas pistas lúdicas la tiene el stand de Volkswagen, que en lugar de un escarabajo virtual, invita a los presentes a convertirse en 'escarabajos' de carne y hueso, montados en una bicicleta de carreras para que, al pedalear, los 'armstrong' criollos acumulen la energía suficiente para tomarse una foto. Esto lo hace la marca alemana dentro de su principio Think Blue (pensar en azul), la iniciativa ecológica con la que fabrica sus motores.

Algo realiza la francesa Renault, que invita a los curiosos a 'medirse' en un muro de escalar, ubicado a un lado de su pista, frente a los pabellones 18 y 19, y complementa esa tanda extrema con una exhibición de acrobacias a cargo de los expertos BMX, trapecistas y bailarines.

Los niños pueden divertirse
Toyota y Nissan tienen -cada uno- espacios para que los niños se distraigan, mientras sus padres negocian el vehículo. Nissan, por ejemplo les ofrece rompecabezas y dibujos y, para los más grandes, una zona de Xbox que obliga a armar un auto en 90 segundos.

Los diferentes simuladores
Hyundai dispuso pantallas para probar las destrezas al timón de autos de calle. Una mini pantalla táctil, que actúa como control, permite elegir entre el Genesis coupé o el Veloster y pintarlos del tono preferido. Honda tiene uno pedagógico para motociclstas.

Escalada y fútbol de salón
Emular a los alpinistas o apropairse del papel de Falcao no es exclusivo de sitios especializados en este tipo de diversión, al menos no para Renault, que tiene su propio muro de escalar, y para Chevrolet, que permite a los visitantes meter goles en un arco virtual.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.