Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

¿Qué sucede con el sitio para liquidar impuestos?
Me parece el colmo que, en plena época de pago de impuestos distritales, el liquidador de impuestos de vehículos en Internet de la Secretaría de Hacienda de Bogotá no funcione. No voy a mandar a mi esposa a hacer interminables filas en Catastro, pues lo que quiero es consultar el estado de mi cuenta y pagar por Internet. ¿Dónde quedó el plan de facilitarles las cosas a los usuarios?
Max Jaramillo
 

Que cambien los horarios de trabajo
Una de las soluciones para mejorar el uso de TrasMilenio es el cambio de horarios de la mayoría de empleados. Por ejemplo, acordar con los gremios y el Gobierno fijarlo por Ley, con esto la hora pico aumentaría de 6 de la mañana hasta las 10 a.m, con el beneficio para TransMilenio, que siempre estaría ocupado y trasportando un número adecuado de pasajeros, al igual que para el servicio particular y el de taxis. La propuesta no es descabellada, hay que analizarla. El pico y placa seguiría sin modificaciones.
Germán Pulido


Sobretasa no es para TransMilenio sino para el metro
El sábado 24 marzo pasado leí en la sección de Vehículos el tema ¿A dónde va la plata de los impuestos?, escrito por María Angélica Vásquez.
Al respecto, la información de la Contraloría de Bogotá, en la Dirección de Infraestructura, da una información que no está de acuerdo con los parámetros legales al decir que el 50 por ciento de la sobretasa a la gasolina se va para la financiación del Sistema Integrado de Transporte Masivo (TransMilenio). El acuerdo 42 de 1999 definió que el 50 por ciento de la sobretasa a la Gasolina en el distrito Capital era para la financiación del Sistema Integrado de Transporte Masivo, en cualquiera de sus componentes, pero el parágrafo 1 del citado acuerdo define lo siguiente:
¿El sistema integrado de transporte masivo es la combinación de redes integradas y jerarquizadas de transporte masivo y se compone del METRO, como espina dorsal rígida  de rutas de buses troncales y de rutas de buses alimentadoras flexibles¿.
El decreto 190 del 2004 establece en su artículo 189 que la administración debe desarrollar la primera línea del metro en dos etapas durante un periodo de nueve años.
Un documento Compes 3093 del 2001, que es un simple acto administrativo, no tiene competencia para modificar el Plan de Ordenamiento Territorial, que renueva lo expresado en hacer la primera línea del Metro. El acuerdo 42 de 1999 precisamente otorga los recursos financieros de la sobretasa de la gasolina para tal objetivo.
Lo que sí es ilegal es que la sobretasa de la gasolina vaya para TransMilenio, para enriquecer a nueve magnates que tienen la concesión y la virtual privatización de estas vías, y que únicamente soluciona el 20 por ciento del transporte masivo.
Jose Cipriano León C.
Vicepresidente de Asobel

De los proveedores de alcoholímetros
Con sorpresa leí el artículo de su edición correspondiente al sábado 17 de marzo, en la sección Vehículos, sobre ¿El alcoholímetro pasa la prueba¿.
Digo con sorpresa, porque en la fotografía que aparece se muestra un alcoholímetro marca Intoximeters Inc., modelo Alco Sensor IV, marca de la cual, nuestra firma Saravia Bravo Ltda. es representante exclusiva para Colombia desde hace 14 años.
En el mismo artículo se da a entender que la firma Sucurity & Signal Ltda. vende y da mantenimiento de calibración a estos equipos, cuando la verdad es que los únicos autorizados para vender y mantener los equipos que se muestran en la foto y que utiliza la Policía Metropolitana de Tránsito de Bogotá es Saravia Bravo Ltda.
Andrés Saravia Restrepo
Gerente Saravia Bravo Ltda.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.