Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Quiero pagar y no me dejan
Después de 16 años, la Gobernación de Cundinamarca nos hizo un requerimiento de impuestos por un vehículo Toyota Land Cruiser FJ60 mecánico modelo 82, hurtado en 1992.

Nosotros radicamos una carta, junto con el denuncio, en Tránsito de Mosquera, pero la entidad nunca nos informó que debíamos cancelar la matrícula.

Hoy, leyendo tutelas que han salido, sabemos que debemos pagar los impuestos y cancelar la matrícula, pero la Fiscalía lleva ¡un mes! buscando el denuncio para que nos expida una certificación que diga si el carro fue recuperado o no.

Por si fuera poco, los impuestos que se deben pagar son los de los años 2003, 2004, 2005, 2006 y 2007. Fuimos a que nos liquidaran el pago que debíamos hacer y por derecha asumieron otra línea del vehículo, así que decidimos investigar en la página mintransporte.gov.co porque se supone que allí reposan  las tablas de todos los modelos.

¡Para sorpresa nuestra, descubrimos que el pago del impuesto del 2003 no tiene contemplado el Toyota Land Cruiser FJ60 mecánico!

Yo me pregunto: ¿es justo pagar unos impuestos de un vehículo robado hace 16 años, cuando las entidades de gobierno no ofrecen la información necesaria destinada a finiquitar una calamidad de esas? ¿Cómo es posible que tenga que liquidar los impuestos del año 2003, si ni siquiera ¿existe¿ el Toyota Land Cruiser FJ60 mecánico?

Ahora estamos pidiendo una certificación a Seguros Bolívar del SOAT que estaba vigente al momento del hurto¿ y tampoco ha sido posible. Es decir, corre un mes completo y nadie se da por enterada de la situación para ayudar a finiquitar esta situación.
Beatriz de Segura

El cliente sí quedó satisfecho
Por medio de la presente queremos aclarar y responder las inquietudes del señor Fredy Omar Niño Flórez quien, en carta publicada en esta sección el día 29 de septiembre del presente año, se queja sobre nuestro servicio posventa, después de adquirir un Actyon con caja mecánica, en nuestro concesionario.
 
Ssangyong Motor Co. se ha caracterizado, a través de estos años, de presencia en el mercado automotor colombiano, por su seriedad y su excelente servicio de venta y postventa. Esto se ha logrado, gracias al trabajo en equipo que se realiza día a día con su red de concesionarios, cuya estructura está diseñada para la plena satisfacción del cliente.

Lo anterior se demuestra en particular con el servicio prestado al señor Niño en Ssangyong Capital, ya que todos los inconvenientes presentados en su vehículo fueron arreglados por garantía y el cliente quedó totalmente satisfecho con el servicio prestado, según una carta de satisfacción firmada por él.
 
De esta forma no hay duda de que el cliente recibió toda la atención solicitada y el servicio que la garantía obliga.
Equipo Ssangyong Colombia


¿Qué tan seguros viajan los niños?
Quiero referirme a la ¿monitora¿, esa persona que viaja en las rutas escolares, cuidando a los niños.

En el 99 por ciento de los casos, se trata de una persona que viaja como una pasajera más y no se toma la molestia de bajarse y ayudar a subir a los pequeños del bus, poniendo en aprietos al padre de familia que tiene que lidiar con la subida y la bajada de su hijo, incluidos maleta, lonchera, trabajos y sombrilla. Ella tan solo se limita a abrir la puerta.

Otro tema para comentar es que a veces las rutas se estacionan al lado contrario del andén y a más de un metro de distancia de éste, haciendo todavía más peligroso el ingreso al vehículo.

Como algunos padres no saben qué ocurre con sus hijos porque la mayoría trabajan y dejan que otro familiar o la niña del servicio recojan a sus hijos en la ruta, es importante que indaguen de vez en cuando los peligros a los que están expuestos mientras viajan en las rutas escolares.

Creo que el pago de este servicio merece ser atendido con todas las garantías que nuestros niños merecen.
Diego Martínez


La Policía atropella a los conductores de bien
Hoy estaba realizando el cambio de vehículo con mi pareja porque tenía pico y placa. Era una operación de bajarse de un vehículo y subirse al otro.

De repente, un agente de tránsito identificado con la placa 87630 de nombre Bolaños Erazo  se acercó, nos pidió los papeles y nos colocó una multa por parquear en zona prohibida. Le solicitamos que nos dijera en dónde estaba la señal de prohibido parquear y le mostramos que no estábamos parqueados, sino cambiando el carro (teníamos los dos en el mismo lugar, uno delante de otro).

El agente nos prometió que nos mostraba la norma después de hacer el comparendo. Por cierto, a pesar de estar los dos vehículos en el mismo lugar, solo se lo hizo a uno de ellos (¿¿??).

Una vez lo hizo, le exigimos la norma bajo la cual se amparaba y la señal de prohibido parquear. Dijo que no la tenía. ¿Qué es esto, por Dios? ¿Por qué se ensañan contra los conductores de bien? ¿Por qué utilizan engaños para imponer comparendos injustos?

La sensación de impotencia ante estos atropellos es muy grande y se incrementa, cuando se llama a la policía y dicen que se debe hacer multitud de vueltas para quejarse. Me pregunto, ¿cómo podemos confiar en la seguridad de nuestra ciudad con agentes que tienen esta actitud?
Andrés Gutiérrez Rodríguez


Mucha publicidad y poco ¿reparche¿
Quiero manifestar mi inconformidad con la campaña de Armando Calle y el Reparche. Nos costó a los contribuyentes 1,500 millones de pesos solamente la campaña de algo que es obligación de la administración distrital y, evidentemente, la calidad de los trabajos es muy mala. 

Se preocuparon más por pintar la publicidad en el piso (sin cumplir ninguna norma del código de tránsito de como deben ir pintadas las líneas, cebras, etc.) que en arreglar correctamente los huecos, como se evidencia en los alrededores del centro comercial Atlantis Plaza, donde a cinco metros de la publicidad, hay un hueco.
Andrés López


Mal uso de TransMilenio
Nuevamente TransMilenio incurre en la absurda medida de destinar el espacio frontal de los articulados para campañas distritales, como "Hip hop al parque" y, a continuación, las fechas del evento.

Insisto en que esta práctica es intolerable, pues en el mencionado sitio debe indicarse únicamente la ruta del bus, a fin de ilustrar a la totalidad de los usuarios que cada día están menos informados sobre rutas y destinos del TransMilenio.

En el caso de cualquier turista que llega a Bogotá y desea usar este sistema, ¿cómo hace para abordar el transporte correcto, si no lo indica el bus y los mapas para él, como para muchos, son ¿galimatías¿?
Rafael Eduardo Andrade

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.