Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre preguntas de trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

 Señales en blanco, causa de accidentes
En el accidente de la camioneta escolar la semana pasada en la calle 87 con autopista, los máximos responsables de esto son las mismas autoridades de tránsito quienes en este lugar no han señalizado con las ¿colombinas¿ que allí se encuentran sobre quiénes deben ceder la vía. Tales señales, desde que las pintaron, no les colocaron el aviso de Ceda el paso. Anteriormente, el Pare lo debían hacer los vehículos que vienen sobre la paralela, como lo indica la demarcación que existe sobre el pavimento, pero los conductores no observan dicha señalización. Este problema de señales en blanco es muy importante. Es como si eliminaran un Pare en una esquina peligrosa de la ciudad. El segundo causante de este accidente es las altas velocidades de los vehículos particulares que a esa hora no quieren que les coja el pico y placa.
Tenemos la obligación de aclararles a los lectores estos dos detalles, y no echarle la culpa al conductor de la camioneta escolar, quien por esquivar a quien lo venía a golpear mas fuerte ¿lo que hubiera agravado la situación¿ dio con tan mala fortuna de tener el piso mojado, lo que a su vez ayudó a que se saliera de la calzada. 
Jairo Duque

El resalto no viene solo
De antemano queremos agradecer los comentarios que ha suscitado nuestro equipo de barrera vehicular, que tan gentilmente ha tenido mención y espacio en pasadas ediciones de su periódico, el cual ha sido el fruto del gran esfuerzo de colombianos que aún creemos en la posibilidad de hacer empresa, contra todo augurio pesimista que es propio de nuestra cultura.
Más sin embargo, contrario a lo que afirma el lector de la nota que se tituló como ¿Más grave el remedio que la enfermedad¿ del pasado 29 de septiembre (pag. 4-10), cabe anotar que no es cierto que sea poco el aporte de esta inventiva, pues la misma nació precisamente del estudio y la comparación de artefactos similares, que si bien es cierto reconocer que ya existen, en el caso nuestro podemos afirmar que tenemos sobradas razones para afirmar que el nuestro tiene la originalidad suficiente para destacarse por encima de otros, creación que con orgullo podemos afirmar es cien por ciento colombiana.
Así mismo es bueno comentar, en segundo lugar, que en aras de garantizar la mayor fiabilidad, seguridad y respuesta a los usuarios de nuestros equipos, así como la estricta sujeción a nuestras leyes, se hicieron reiteradas pruebas de campo en las que no solo se observó el comportamiento del equipo en sí mismo, para comprobar su funcionamiento y calidad, así como sus efectos en vehículos ante situaciones reales, sino de los accesorios que lo componen, entre ellos ¿y para mayor ilustración de cualquier interesado¿ vallas y señales electrónicas iluminadas de generoso tamaño, conos de señalización con luces estroboscópicas, cámara de video con formato de grabación MP4 y, en especial, el manejo inalámbrico del equipo mismo, que permiten responder ante cualquier situación inesperada, respecto de quien pretenda evadir el control, por lo que bien puede afirmarse que la barrera como tal no es un instrumento aislado, único, sino que por sus características hace parte de un conjunto de elementos que resume la filosofía que nos animó a su creación: su funcionalidad y ¿lo más importante¿ su naturaleza preventiva, que nunca ponga en riesgo el factor humano, sea este su operador o el simple transeúnte.
Agradecemos la atención que esta pequeña nota pueda tener entre sus lectores, quienes seguramente apreciarán que no solamente los ¿gringos¿, según afirma el lector arriba señalado, son los únicos capaces de hacer nuevos aportes, sino que la capacidad creativa se puede encontrar también en nuestra propia tierra colombiana, así seamos tildados de locos o que tengamos que endeudarnos, o empeñar o vender lo poco que tenemos en busca de nuestros sueños, como ha sido nuestro caso, para que en futuro se diga, parafraseando esa clásica canción colombiana, ¿que prefiero lo de mi tierra primero¿.
Omar Urrea, Gerente de Hybrid Design Company Ltda.

Que el peatón no invada la vía
¿Cuándo será que las autoridades de tránsito harán cumplir el artículo 58 del Código de Tránsito para que los peatones no invadan las zonas destinadas al tránsito de vehículos, como lo hacen los vendedores ambulantes, patinadores, acróbatas, limpiavidrios, etc.?
Tales infracciones deberían ser castigadas con multa sin perjuicio de las acciones de carácter civil, penal y de policía que se deriven de su responsabilidad y conducta. Leo en el tiempo del 10 de septiembre, columna Breves (1-19), que en Florencia (Italia) se prohibió la actividad de las personas que limpian vidrios de carros en los semáforos so pena de arresto o multa, y uno se pregunta si en Bogotá se tomaría una medida similar.
Yo creo, que si bien menos específica, esa medida en parte se prevé en el artículo 58 ya citado del Código de Tránsito, pues lanzarse sobre un vehículo a limpiar vidrios es invadir la zona destinada al tránsito de vehículo, conducta sancionada con multa de un salario mínimo diario vigente. Y ni qué hablar de los que impiden la visibilidad poniendo libros sobre los parabrisas de los vehículos. Nos falta mucho toda vía en materia conducta. ¿Dirá lo mismo el doctor Mockus?
Fernando A. Mesa Montealegre

Trancón en el Carulla de Paulo VI
Es terrible ser vecino de Carulla en el barrio Paulo VI pues, como carece de parqueaderos, entrar en un vehículo desde la calle 53 es estar en un trancón de hasta 10  minutos a toda hora y más durante los fines de semana. Se encuentran carros aparcados en dos filas a lado y lado de la vía (el tráfico lo manejan los cuidadores) haciendo algo menos que imposible el ingreso al barrio. Ya muchos vecinos hemos puesto la queja ante las autoridades de tránsito sin que hayan solucionado el problema que ya lleva muchos años y es cada día peor. ¿Cómo dejan funcionar este supermercado sin que tenga áreas de parqueo?
Graciela Suárez

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.