Correo de los lectores sobre quejas, denuncias y trámites

Correo de los lectores sobre quejas, denuncias y trámites

Redacción Motor

05:00 a.m. 17 de abril del 2009

 Si quiere, lo parto', es la amenaza de moda
Últimamente se ve por el centro de Bogotá a un buen número de policías de tránsito con un nuevo uniforme verde luminoso, el cual se debería traducir en una mejor movilidad vehicular.

Pero pareciera que sí y que no. Sí, porque en materia de seguridad nos podemos sentir mejor. No, porque en grupo de tres o cuatro, en algunos casos, se les ve conversando animadamente en las esquinas de los semáforos en verde para los coches y en rojo para los peatones, y ni se inmutan cuando una persona se brinca la señal que le prohíbe cruzar.

En la noche del Jueves Santo, a las 7:40 de la noche, transitaba de occidente a oriente sobre la calle 18, habilitado por el semáforo en verde y por un auxiliar bachiller. Crucé la carrera 7, cuando de repente dos mujeres -con el semáforo en rojo para peatones- se pasaron orondas frente a las narices de tres agentes de tránsito charlaban animadamente en toda la esquina.

Sin embargo, uno de ellos se me acercó a mí para reconvenirme después de pitarles a las mujeres. Le hice la observación de que esas personas se saltaron la señal y de que yo había cruzado con el semáforo en verde, pero para mi sorpresa reaccionó con la siguiente frase: "Si quiere, lo parto".

En ningún momento estuvo en riesgo la seguridad de las señaladas, que parecían vendedoras ambulantes de la zona y que cruzaron corriendo la calle cuando escucharon el pito. Además, porque adelante del mío circulaba otro automóvil muy despacio, pues había mucha gente que venía de participar de los actos religiosos en las iglesias cercanas a los hechos.

La motivación de esta carta es denunciar el procedimiento del uniformado, por cierto muy joven (no alcancé a ver su identificación), intimidando a los conductores bien portados por pedirle que, en lugar de charlar, se dedique a orientar a los peatones y los obligue a respetar las señales de tránsito.

Estoy convencido de que los generales Óscar Naranjo y Rodolfo Palomino, y el coronel Jaime Moreno (¿alguien lo conoce?), atenderán esta observación: no es con la amenaza del comparendo o la grúa como se mejora la congestión en las vías de la ciudad, sino 'invitando' a sus subalternos a dirigir bien la movilidad vehicular y peatonal. ¿No les parece?
Juan Martínez R.


Cobran hasta por cotizar
Ayer  me acerqué a las instalaciones de un concesionario VW de Morato con el fin de solicitar una cotización para que me arreglaran un rayón en las puertas delantera y trasera del lado izquierdo de mi carro.

En el taller de ese concesionario me dijeron que fuera media cuadra más hacia el sur, en donde estaba la parte de latonería y pintura. Llegué a ese lugar y me preguntaron si ahí era en donde siempre le hacía el mantenimiento al carro y yo respondí que no, que lo hacían en otro concesionario, ubicado en la calle 100, que fue el sitio en donde lo compré.

Entonces me respondieron que para cotizar el arreglo, me cobrarían 62.000 pesos más IVA porque no fue allí en donde compré y le he hecho mantenimiento a mi carro, algo que me parece completamente absurdo y abusivo por parte de éste. Si ese es el precio de la cotización, ni para qué preguntar cuánto cobran por el arreglo...
Alejandro Ramírez

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.