Correo de los lectores sobre quejas, denuncias y trámites

Correo de los lectores sobre quejas, denuncias y trámites

Redacción Motor

05:00 a.m. 18 de febrero del 2011

Nadie respeta las glorietas
Es terrible cómo los conductores ignoran el uso de las glorietas, cuando se tiene prelación en ellas. Sería bueno que en la revista Motor o en Vehículos sacaran un articulo sobre esto, pues pareciera que tiene la vía el carro que sea más grande y no el que está dentro de la glorieta.
Graciela Suárez

--------------
El derroche del paro es muy sospechoso
Los tractocamiones ubicados en el Tintal, Banderas, Cali con Américas y 13, la Sultana y demés puntos tomados para impedir el legítimo derecho a la libre circulación de los ciudadanos. Son vehículos de muy alto precio en el mercado, estamos hablando de carros de 100, 150, 200 millones de pesos, e inclusive mucho más; de hecho se ven carros nuevos. 
Si un empresario o un gremio es capaz de parar, sin generar ingresos, por varias semanas sin ceder, el ciudadano de a pie que gana el mínimo y almuerza colombo-francés, no deja de causarle por lo menos escozor pensar que detrás de esa protesta se esconden poderosos empresarios que para mejorar sus intereses no tienen el más mínimo escrúpulo en irrespetar la dignidad de sus conciudadanos y atropellan impidiendo que la ciudadanía cumpla de manera normal sus labores. 
¿Cuántos habrán perdido citas médicas o de negocios, clases, su trabajo, enfermos que requieren traslado medicalizado e inclusive un encuentro romántico? ¿A cuántos habrán atracado en las oscuras y desoladas calles que deben ser caminadas por la imposibilidad de contar con un medio de transporte? Las pérdidas económicas asociadas, los brotes de especulación, la distancia que se crea en el cumplimiento de la meta de inflación son efectos nocivos para la economía.
Es muy sospechoso, por decir lo menos, ese derroche patrimonial presente en el paro camionero, insisto, son vehículos que exigen muy grandes capitales, capitales inalcanzables para la mayoría de los colombianos, y no es aventurado pensar que allí hay presencia de dineros de dudosa procedencia. 
Aquellos que gritan arengas, que se encadenan, que entraran en huelga de hambre, son solo los choferes (no conductores), que simplemente obedecen órdenes, so pena de perder su único trabajo.  Mientras tanto, los de a pie seguiremos viendo el show del presidente de la ACC con el Mintransporte.
Hago votos porque al ministro Cardona no se haya contagiado en su despacho del virus de mediocridad, pereza, falta de profesionalismo, desconocimiento del tema de la cartera soberbia, prepotente de su antecesor, 'el inolvidable' por su pésima gestión: Andrés Cerriel.
Milton Posada 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.